Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Secuelas y lecturas de un recital

La duda es si este Betis que juega tan bien será capaz de remar aguas arriba cuando convenga

Posiblemente, lo casi seguro, es que no encuentre en todo el curso un rival tan bizcochable como el Elche de Jorge Almirón, pero hay que reconocer lo bien que jugó el Betis en el agradable mediodía heliopolitano. Hay equipos que aun teniendo enfrente obstáculos tan poco obstaculizadores no son capaces de hacer que brote por sus botas una mínima parte de lo que el equipo de Manuel Pellegrini recitó a través de una hora de partido.

Para brindar ese tipo de fútbol hay que saber y este Betis sabe jugar como pocos cuando las condiciones son las idóneas. No es cosa de tirar de cohetería encomiástica, claro que no, sino de confirmar lo que nadie ignora, que es la capacidad que tiene este equipo para nadar a favor de corriente. Es este Betis un equipo que disfruta con la pelota y que sufre cuando es del contrario, pero a ese dato tan archisabido hay que incorporarle verticalidad, la que protagoniza Tello.

Tres años después de su llegada, el catalán parece haber encontrado su sitio y ahí hay que adjudicarle a Pellegrini gran parte del éxito. Tello no es futbolista de asociarse sino de romper líneas con su punta de velocidad y como eso es lo que, tras darle toda su confianza, le exige el técnico, pues el catalán ha roto en el estilete que el Betis fichó en aquel verano de 2017. Con goles y pases de gol, Cristian Tello ya es lo que se esperaba, que nunca es tarde si la ocasión lo merece.

Tello aparte en su papel de solista con brillo, qué pena que la fiel infantería que supone el mayor activo de este club, no pudiera acompasar con su aliento el fútbol del Betis. Y la duda es de si, de una vez por todas, la imagen dada este domingo va a perdurar, si no será, como tantas otras, flor de un solo día. Vamos a ver si es capaz de remar aguas arriba tan bien como bogó el Día de Todos los Santos aguas tan abajo como le permitió un rival permisivo como el equipo ilicitano.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios