Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Sequía de porteros seleccionables

Más de la mitad de los conjuntos de Primera División juegan con porteros extranjeros

Hasta llegar a la Real Sociedad, sexto clasificado de la LaLiga, no encontramos un club con portero español. Los cinco primeros cuentan con extranjeros y en más de uno son dos foráneos los que se disputan la titularidad. De los veinte equipos, sólo nueve, mayormente del ecuador de la tabla abajo, cuentan con guardameta español. Son cifras más que curiosas, pero que ayudan a entender los designios de Luis Enrique.

Es esto algo insólito en un fútbol tan rico en buenos porteros a lo largo de la historia. De Ricardo Zamora a Iker Casillas, pasando por Ramallets, Iríbar, Arconada y tantos otros, si en algo estaba saturado nuestro fútbol era en el número de buenos porteros. Recuerdo que cuando el Madrid fichó a Rogelio Domínguez como alternativa a Juanito Alonso y el Atleti se hizo con otro argentino, Madinabeitia, para alternar con Pazos sonó a muy raro.

El seleccionador nacional de entonces sólo tenía un problema, el de no saber a quién elegir por el ramillete de excelentes guardametas que jugaban en la Liga. Y hasta hubo porteros que se eternizaron para cerrar el paso de monumentales guardametas, como pasó con Zubizarreta, un muro en el que se estrelló Paco Buyo. O Iríbar con Sadurní, Arconada con Urruti, y tantos otros. Por eso, hoy no puede extrañarnos la elección de porteros de Luis Enrique.

Con todas las porterías de postín defendidas por no seleccionables no puede extrañar que dos auténticos desconocidos que se ganan las habichuelas fuera de España acompañen al vasco Unai Simón, que tampoco es Iríbar. Ha elegido a dos seleccionables que juegan en equipos segundones de Premier y eso da idea de lo difícil que es encontrar un portero a tono con el pasado. Y ahí, en esa dificultad, el inquieto Luis Enrique debe hallarse como pez en el agua.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios