Sueños esféricos

Juan Antonio Solís

Sevilla Football Club

VAN un ecuatoriano, un ghanés, un islandés y un francés... No es el inicio de un rebuscado chiste. Se trata de los cuatro atacantes que dispuso Garry Monk, el entrenador del Swansea, ante el Chelsea en Stamford Bridge: Jefferson Montero, André Ayew, Sigurdsson y Gomis. Una línea tan cosmopolita como malintencionada. De hecho, los galeses arrancaron un empate (2-2) al campeón para abrir boca en la Premier League.

Mientras, otro equipo del campeonato que le echa la pata a la Liga en capacidad económica -en "masa", que diría Lopera-, el recién ascendido Watford, también dejó ver la capacidad competitiva del torneo al empatar a dos ante el Everton en Liverpool. Y lo hizo alineando a jugadores de once nacionalidades distintas. ¿Que los ingleses son muy suyos? Son muy de la libra. Y sueñan con la misma gloria deportiva que soñamos todos. Y si para ello deben abrir sus puertas de par en par, pues no hay más que hablar, que para custodiar las esencias british ya trinan los lores en su cámara.

Si hay un club que en España ha incluido esa filosofía en su modo de vida, al punto de portarla ya en sus propio ADN, es el Sevilla. Mañana, es posible que en su octava final continental defiendan la zamarra blanca profesionales de hasta diez países: Portugal, Francia, Dinamarca, Polonia, Brasil, Ucrania, Argentina, Uruguay, Italia y España. ¿Es eso un desdoro? No creo que el sevillista de a pie, el mismo que cada mañana no da crédito a lo que está disfrutando desde hace una década, atenúe su orgullo un ápice si da la campanada. A tantas banderas las cubrirá una, la del Sevilla.

Si el nombre de Sevilla sonará mañana en televisiones de más de 200 países es gracias a la capacidad del club, con Monchi a la cabeza, para adaptarse a los nuevos tiempos. Los que abrió Bosman al acudir a los juzgados. Un Sevilla con muchas letras ka, pero Sevilla al cabo. Sevilla Football Club.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios