Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

El Sevilla demarra y el Betis derrapa

El Sevilla no depende ya de nadie para acabar en esa cuarta plaza que fue suya en mucha Liga

Demarrando el Sevilla y derrapando el Betis se llega a la recta final de la que quizás haya sido la Liga más apretada de la historia. Quitando la superioridad insultante del Barça, por arriba y por abajo no acaba de decidirse y así vemos, por ejemplo, cómo el Villarreal, tras un penoso viacrucis de remontadas adversas, con su triunfo en Gerona se ha alejado de la quema; o cómo el Athletic, favores arbitrales aparte, pasó de la sima a la cima.

Pero vayamos a lo que nos interesa para encontrarnos con que el Sevilla que se desangraba con aquel Machín que fue comparado por el botafumeiro de guardia como una versión moderna de Helenio Herrera se ha encaramado a esa cuarta plaza que durante mucha Liga ya fue suya. Un simple empate a la hora de comer el domingo junto al Cerro de los Ángeles le serviría para no depender de nadie hasta que se llegue a la línea de meta, que está sólo a un mes vista.

Su triunfo en el derbi con la complicidad involuntaria de Jesé y aquella derrota inopinada del Valencia en Vallecas hicieron que la cuarta plaza la tenga asida. Mientras tanto, el Betis juega y pierde como de forma habitual en este nefando 2019. La plantilla se empeoró, las eliminaciones coperas hicieron una labor depresiva y ahí anda, descolgado de lo que parecía iba a ser posible, que era repetir competición continental dos años consecutivos por primera vez en su vida.

Hay quienes alaban cómo el Sevilla sofocó su crisis apelando a Caparrós y cómo el Betis no cambió de patrón en la suya. No estoy convencido de que prescindir de Setién fuese la panacea porque, por ejemplo bien cercano, qué culpa tiene el cántabro de que el juego no se corresponda con el acierto de sus delanteros. A ver si la tarugada de Jesé no viendo a Canales con el marcador sin haberse movido va a ser culpa suya. Lo cierto es que el Sevilla demarra y el Betis derrapa.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios