Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sevilla sin mascarilla

La pandemia del coronavirus tardó más en llegar a Sevilla y el confinamiento está funcionando mejor

Cuando pase el tiempo y se haya superado la pandemia podremos valorar mejor lo ocurrido. Ya se sabe que el Gobierno ha cometido errores de bulto, que impidieron controlar mejor la expansión del coronavirus. Por eso España es actualmente el segundo país del mundo con más muertos después de Italia. Pero la pandemia del coronavirus no es igual en todos los países, ni en todas las regiones de España. Aunque no sabemos lo que ocurrirá al final, en Andalucía en general, y en Sevilla en particular, se está controlando bastante mejor que la media española. ¿Por una gestión más eficaz de la Junta? ¿Por suerte? ¿Porque ésta es la tierra de María Santísima? Puede que influya todo. Y, por supuesto, la gran lección que están dando los sevillanos.

Sevilla estaba sin mascarilla al principio del coronavirus. Totalmente desprotegida. Éste fue uno de los mayores errores cometidos por el Gobierno de Pedro Sánchez y por el coordinador de Emergencias, Fernando Simón. Decir que las mascarillas no hacían falta y que bastaba con lavarse las manos con agua y jabón. El Rey de España fue al hospital construido por los militares en Ifema con mascarilla y se la pusieron los ministros ese día, a diferencia de lo que acostumbran. Dijeron que eran innecesarias por un motivo claro: no había.

En Sevilla (y en toda España) se podían comprar por Amazon incluso en febrero, hasta que se acabaron. En Sevilla, los chinos residentes, que las habían comprado, las distribuyeron gratis por solidaridad. En Sevilla hubo factores de riesgo muy claros. Un Vía Crucis de las Hermandades, con el Señor de la Salud, de Los Gitanos, que fue multitudinario, el lunes 2 de marzo. Besamanos y funciones principales, con todo tipo de besos, los domingos 1 y 8 de marzo. Un partido Betis-Real Madrid el domingo 8 de marzo, el mismo día de las manifestaciones del 8-M. Por esas actividades se ha pasado de puntillas. Entonces no se sabía lo que iba a ocurrir…

Sevilla estaba sin mascarilla y se arriesgó. Sin embargo, según las cifras del domingo, Sevilla, que es la provincia andaluza más habitada, es la tercera en número de muertos por el coronavirus, con 30, por detrás de Málaga y Granada. En España han fallecido 6.528 personas, de las que 207 (un 3,17%) corresponden a Andalucía, la comunidad más poblada. Esta desproporción beneficiosa se debe a dos probables factores: aquí la pandemia tardó más en llegar y aquí el confinamiento ha funcionado mejor y con más disciplina, a pesar de la fama de vivir en la calle que tienen los sevillanos. A lo mejor hay que revisar algunos tópicos. Y no confiarse.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios