Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

El Sevilla muta 180 grados el estilo

Tras arietes tan móviles como Luis Fabiano, Bacca o Gameiro se busca un ariete tanque

Renovarse o morir, parece ser lo que reina ahora en el Sevilla con vistas a conformar su vanguardia. Tras delanteros rápidos y con movilidad de los que prefieren ir al espacio antes de quedar como referencia estática y potente, la llegada de Machín al puente de mando aconseja esto último. Y ahí anda Caparrós buscando un gigante que intimide a las retaguardias rivales a la par que aproveche lo mucho que, dicen, se generará por fuera.

Después de arietes tan versátiles como Luis Fabiano, Bacca, Gameiro o actualmente Ben Yedder y Muriel se apuesta por un Stuani que tantos problemas le desatascó a Machín en Gerona. Y suenan nombres, cada día uno o dos, de auténticos pesos pesados que parecían pasados de moda, pero que no debe ser así cuando tanto piden por cualquiera de ellos. El último ha sido Willian José por el que la Real Sociedad ni siquiera se sienta a negociar remitiendo a la cláusula.

Es un cambio táctico de ciento ochenta grados el que se prepara en el Sevilla. Por lo pronto, la dupla que formarán Navas y Vidal puede dejar sin sueño a todo entrenador que visite Nervión. Claro que tampoco puede considerarse dogma de fe que tanto el catalán como el palaciego se complementen adecuadamente. Vidal lo tenía demostrado y Navas acaba de refrendar en la eliminatoria con el Ujpest que con todo el pasillo son más efectivos que con sólo la mitad.

A babor cuenta Machín con Escudero y, quién sabe, si también con Arana, un futbolista que está tardando en adaptarse más de lo aconsejable. También cuenta Sarabia, que se maneja en un costado como en el otro, por lo que sí es aconsejable un panzer supremacista en la batalla aérea y en la intimidación a rivales. Sea como sea, lo que nos queda por delante parece un Sevilla distinto, ya que al menos por los nombres que se baraja así es como se nos presenta. 180 grados o así.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios