Sucesos Cae en Sevilla parte de una banda dedicada a robar catalizadores de coches

Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

El Sevilla, obligado a parecerse a sí mismo

El fracaso que agravó Del Cerro en Pamplona debe borrarse ante un recién ascendido

Partiendo de una certeza como la de que una golondrina no hace verano, el fracaso de hace una semana en Pamplona no puede provocar que la visita del Valladolid se aguarde con pesimismo. El Sevilla de Lopetegui, un curso más en Champions, no puede estar añorando a los dos colosos que mantuvieron la nave no sólo a flote sino con el rumbo mantenido hacia los puertos más encopetados. O sea que lo de esta noche en Nervión es otro Km.0.

Un punto de partida más con vistas a renovar logros, ya que las bases están diseñadas para un curso similar a los del más próximo pasado. Fue un jarro de agua fría en Pamplona que Del Cerro convirtió en helada con un penalti rarísimo. La decisión del colegiado madrileño agravó sobremanera la mala impresión que la tropa blanca dejó en la vertiginosa yerba de El Sadar. Por eso, dicha derrota no debe devenir en ese pesimismo que parece vivir la clientela... o parte de ella.

Aquello fue un borrón que esta noche ha de convertirse en cuenta nueva ante un rival que también arrancó con el pie cambiado. La clara derrota como local ante los de Emery devolvió a la dura realidad que aguarda a los pucelanos. Un recién ascendido que vivaquea bajo la férula del gran Ronaldo Nazario y que añora tiempos mejores no debe ser obstáculo insalvable para un Sevilla que ha hecho de la Champions su morada habitual, conque blanco y en botella...

Dicho lo dicho hay que reconsiderar la filosofía de fútbol de ciertos entrenadores que no es otra que el sueño de jugar con un portero y diez centrocampistas. El Sevilla bien podría optar a profesar esa religión, pues hay que ver la cantidad de centrocampistas, medias puntas, demás parientes y afectos que moran en su vestuario. Son, sí, elucubraciones al calor estival, pero la realidad es que esta noche en Nervión, el Sevilla parte con la obligación de parecerse a sí mismo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios