Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

El Sevilla supo a qué jugaba

Demasiado fresco el recuerdo del ridículo en el Metropolitano, los de Machín dieron la cara

Aunque surgen sevillistas que critican el juego de su equipo en la noche tangerina, creo que resulta irrefutable que el Sevilla de Machín se comportó con toda dignidad ante el coloso azulgrana. Se argumenta que el equipo jugó muy atrincherado y que sólo amenazó a Ter Stegen tras los goles de Piqué y Dembele. ¿Y cómo querrá esta gente que el Sevilla plantee un pulso con el omnímodo Barça, yendo al abordaje de campana a campana?

Pensar de esa manera es propio de nacidos para faraón, ya que en fútbol como en todos los aspectos de la vida, saber con qué armamento se cuenta y no sobrevalorarse estúpidamente es fundamental. Me gustó el Sevilla y de qué forma afrontó la aventura tangerina, ya que enfrente tenía al auténtico supercampeón y el recuerdo de lo ocurrido en el Metropolitano no se había borrado. Y me gustó cómo cimentó la propuesta desde un aglomerado e innegable orden defensivo.

Desde esos cimientos, el Sevilla intentó y logró pegar primero gracias a un movimiento espléndido de Muriel y una certera estocada de un Sarabia en vena. Lo que pasa es que contra Messi hemos topado, amigo Sancho. Aun con la secuela del mucho sol tomado y una puesta a punto muy alejada de lo que será, el mago argentino generó con su zurda el empate de Piqué. Luego, el misil tierra-aire de un Dembele que hasta ese momento no había aparecido fue letal.

Lamentable la pacatería conque Ben Yedder lanzó el penalti, pero la final de esta Supercopa nos descubrió un Sevilla al que va a costar trabajo derrotar. Sin necesidad de que los fichajes aporten algo y pareciéndome bueno el portero, el Sevilla dio en Tánger la impresión de saber a qué juega. En fútbol es vital saber a qué se juega, saber si se es carne o pescado, y el Sevilla demostró de forma palmaria cuáles son sus armas y cómo ha de usarlas en cada instante.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios