Bicheo por la TDT

fátima Díaz

'Shore' para rato

VUELVE el universo choni. El reality más excesivo de la MTV, ése que reúne a la flor y nata del glamour poligonero de España, México, Brasil e Italia, abrió sus puertas el martes. En MTV Super Shore se dan cita antiguos concursantes de Gandía Shore (tres españoles) y Acapulco Shore (cuatro mexicanos), así como una nueva adquisición en forma de brasileño, ex participante de otro reality, 10 parejas 10 Brasil, y la rica heredera italiana de la firma de coches Lamborghini. Un elenco de lujo y de auténtico encefalograma plano que nos irá dejando con la boca abierta a la vista de los desmanes y depravaciones que previsiblemente irán viendo los espectadores aficionados a este formato de antidiccionario por entregas.

¿Quiere ver desde el cómodo sofá de su casa momentos bochornosos, fiestones locos, tías y tíos despampanantes, cutrerío de lujo? En esta quinta edición de la saga, que por cierto se ha estrenado por primera vez al mismo tiempo en España, Francia y Latinoamérica, se baila, se bebe y de lo que se trata, vamos al grano, es de tener mucho sexo (o, al menos, de intentarlo). Ganas no les faltan a ninguno, eso ya se ha visto desde el primer capítulo.

Aunque acabemos de estrenar febrero en MTV parece que ya ha llegado el verano. Han vuelto los agarrones de Karime, los contoneos de Arantxa, la archiconocida reina de la tarima, y las putivueltas de Mane, dispuestas, junto a la heredera de Lamborghini, a seducir a todos los pibones de la casa.

Ésta se convierte en la quinta edición de la saga Shore de MTV, sumándose así a otros programas de éxito como Geordie Shore (Reino Unido), Warsaw Shore (Polonia), Gandía Shore (España) y Acapulco Shore (México), así como al show original, Jersey Shore. Y, en vista de la legión de seguidores que arrastra, tendremos Shore para rato. Fieles encubiertos, eso sí, porque ¿quién reconoce que ha visto alguno de ellos? Que yo sepa, sólo Alaska y Mario Vaquerizo.

El estreno de La fiesta de las fiestas, como se ha promocionado al reality menos docurreality que jamás se viera, llega tras meses de polémica por la elección de las ciudades en las que realizaban las grabaciones. Al final, el resultado es aún más espectacular, paisajísticamente, que cualquiera de los anteriores. Con sus paradisíacas playas y sus increíbles discotecas a la orilla del mar, los chicos de Super Shore tendrán fiesta en la discoteca, fiesta en la casa, fiesta en la playa, fiesta en el barco, fiesta en el restaurante... Y, por supuesto, arrasarán con las copas, romperán los corazones de todos aquellos con los que se crucen y quemarán cada tarima a la que se suban. Un pasote, vamos.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios