La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Solidaridad sin espectáculo

En lo que va de junio se han atendido en las costas andaluzas 1.200 inmigrantes. El doble que los del 'Aquarius'

Recordaba hace poco José Andrés Rojo esta cita de Gombrowicz: "¿Por qué al leer a los moralistas siempre tengo la sensación de que se les escapa el hombre? Su moraleja me parece impotente, abstracta y teórica". Peor aún son los políticos que utilizan la solidaridad como propaganda y los medios de comunicación que la convierten en espectáculo efímero: las lágrimas mediáticas se secan pronto porque The Show Must Go On, el espectáculo debe continuar. Ayer Lopetegui y Urdangarín ocupaban toda la pista.

Se ha demonizado a Italia ignorando que si los populistas de derecha e izquierda la gobiernan es porque la insolidaridad de Europa para con ella los ha alimentado. Según la Organización Internacional para las Migraciones en 2016 llegaron a las costas italianas 181.436 inmigrantes y en 2017, 119.310. Las cifras descienden mientras crecen en España, que pasó de 8.162 en 2016 a 21.663 en 2017. Difícilmente quien recibió 29.825 inmigrantes en dos años puede dar lecciones de solidaridad a quien en ese mismo período recibió 300.746.

Esta tragedia -no se olvide que en estos dos años murieron 8.259 personas intentando llegar a las costas europeas- exige antes que nada dos cosas: que toda Europa actúe coordinadamente en los países de origen y asuma la responsabilidad de la acogida de inmigrantes y -mucho más importante- de su integración no traumática ni para ellos ni para las sociedades que los acogen. De lo contrario los populismos xenófobos engordarán y los inmigrantes que logren llegar estarán condenados, como ya sucede, a la marginalidad y las más crueles formas de explotación.

El circo nacional-valenciano, en el que solo falta Cassen con su isocarro para que sea Plácido de Berlanga, agravia a Andalucía al reducir a la invisibilidad lo que aquí se hace. La presidenta de Cruz Roja en Andalucía ha recordado que en lo que llevamos de junio se han atendido en las costas andaluzas más de 1.200 inmigrantes. El doble que los ocupantes del Aquarius. El año pasado Cruz Roja atendió en Andalucía a 18.000, el triple que en 2016, y para este año se espera que sean más. Por eso, sobrada de razón, la presidenta ha dicho que el paso adelante dado por Sánchez al atender a estas personas que se encuentran en una situación dramática está muy bien, pero que "eso es algo que se viene haciendo en España, y especialmente en Andalucía, desde hace tiempo". Y sin dar el espectáculo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios