Las dos orillas

josé Joaquín / león

'Superwoman' al rescate

NADIE duda de que Soraya Sáenz de Santamaría es la superwoman (política) de Mariano Rajoy. El reciente nombramiento como vicepresidenta de la comisión económica la afianza en sus poderes. En sus manos queda el salvavidas del rescate para llegar a la orilla. No siendo ella economista, sino abogada del Estado, la han colocado por encima de los ministros económicos. Esto viene a decirnos que los expertos en la materia, como Montoro o De Guindos, quedan subordinados a la política. Es el final de la economía, o el sálvese quien pueda.

Soraya y Mariano se mantienen una gran fidelidad, política por supuesto. En estos tiempos de relaciones de usar y tirar, es bonito que sigan existiendo compromisos y lealtades, hasta que la muerte o la ruina los separe. La biografía política de Soraya está vinculada a la de Rajoy desde sus comienzos. Entró en su gabinete en 2000, cuando ella era una abogada del Estado, a la que fichó Rajoy siendo ministro de Aznar. En 2004, cuando aquellas elecciones que ganó Zapatero, Soraya iba en el puesto 18 de la lista por Madrid y el PP no llegó a tanto. Pero ella entró como diputada del Congreso en sustitución de Rodrigo Rato cuando el rival de Rajoy para la sucesión fue ascendido y enviado al FMI. Soraya empezó una carrera política que la ha llevado a ser vicepresidenta de los asuntos económicos, como Rato en sus mejores tiempos; y también de más cosas que no tuvo Rato en aquellos días inolvidables, cuando España iba bien.

Tiempos para el recuerdo, que ya sólo se evocan en las entrevistas de Antena 3. Cada uno recuerda su caso, fíjense en lo de Alfonso Guerra, pero son como batallitas de los abuelos de la Transición. Muchos dicen que la Transición ha muerto, al menos su espíritu. Por eso, se vuelve a hablar de pactos. Hasta el Rey se apunta a una segunda transición, o algo parecido; algo que nos quite de la moda del España va mal, que es lo fácil y lo de Rubalcaba.

Montoro y De Guindos, que sigan a lo suyo, con sus impuestos y sus medidas, pero la superwoman que sobrevolará la economía será Soraya Sáenz de Santamaría, que nunca aspiró al premio Nobel de la modalidad. Sigue acaparando poder en los tiempos del sálvese quien pueda. A la señora Merkel le cayó simpática y le pareció lista esta muchacha. Como en las películas, Mariano espera que la superwoman lo salve también a él, aunque sea en el último año, o en el último minuto.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios