Crónicas levantiscas

Juan Manuel Marqués Perales

Suspiros

EL PP perdió Granada, y Juanma Moreno suspira como el moro Boabdil. ¿Cuántas veces le pidió Ciudadanos que sacase del gobierno de Pepe Torres a la concejala de Urbanismo? Es lo mismo, el banquillo del ex alcalde era Guatemala y guatepeor, y los naranjas se alegran ahora de no haber confiado en Sebastián Pérez para el recambio. Pero Juanma Moreno parece que ve fantasmas como Hamlet, y teme perder también los ayuntamientos de Málaga y de Almería e, incluso, las diputaciones, a pesar de que ni Ciudadanos ni el propio PSOE están por promover mociones de censura. "A lo que tiene que temer el PP es a los jueces y a la Guardia Civil", me cuenta Juan Marín. Susana Díaz tampoco quiere más ayuntamientos con gobiernos socialistas en minorías extremas como Jerez, Córdoba y Granada. ¿A qué viene tanto miedo, entonces? Al sorayo andaluz comienzan a caérsele los azulejos: los dinosaurios del PP se agarran a los sillones como al Jurásico; el PP sevillano lo castigó sin piedad; Elías Bendodo, su valedor, lo quiere para que le quite al alcalde de Málaga; el Albondiguilla, inefable personaje de la Gürtel, dice que le contó no sé qué de Bárcenas, y Génova le hace la jugarreta de colocar a Celia Villalobos de vicepresidenta del Congreso después de haberla desplazado a un segundo lugar. El joven Juanma tendría que perder ya los dientes de leche. Colmillos.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios