Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Trámite en el Ferenc Szusza Stadion

Lo que se presagiaba purgante se convirtió en un bolo más en el que acentuar el ajuste fino

Podía haber sido una cita con duermevela inquietante y ha derivado a bolo sin importancia. El 4-0 de la semana pasada en Nervión ha convertido este duelo en Budapest en un híbrido sin calado, en un ensayo más que le permita a Pablo Machín seguir sincronizando piezas. También la llegada de fichajes atenúa el malestar que se había instalado en el sevillismo al señuelo de una catarata de rumores que intranquilizaban en exceso.

Quizá lo más noticioso de este duelo con fuego simulado sea el nombre del recinto donde el Sevilla visará su acceso a la siguiente ronda de este torneo continental. Trae recuerdos para el fútbol según Sevilla que el estadio donde hoy se libra el partido lleve un nombre que hizo historia en nuestra ciudad. Ferenc Szusza, el entrenador con más recorrido continuado en la historia del Betis, tuvo la virtud de caerle bien a todo el mundo bajo la premisa de no echar gasolina en el cainismo.

Desde diciembre del 71 hasta octubre del 76, Szusza se dio a querer en la ciudad y fue despedido en loor de multitud aquella tarde del 5-1 al Español por el equipo que ganaría la primera Copa del Rey meses más tarde. Y esta noche comparece el Sevilla en el Ferenc Szusza Stadion con los deberes hechos y sólo a falta del ajuste fino. A orillas del Danubio, lo que hubiera sido un purgante se ha convertido en un ensayo más para tranquilidad de la gente que tuerce en blanco.

Mientras tanto, la imagen del Barça ante la Roma da mucho pie a la esperanza de cuanto pueda ocurrir en dos domingos. Cuando se creía que este camino por la previa europea iba a significar un escollo de cara a esa cita en Tánger, resulta que está sirviendo para una puesta a punto adecuada. Y aunque hasta el rabo hay toro, lo de esta noche hay que considerarlo como asunto resuelto, como una página pasada de forma anticipada. Será en el estadio Ferenc Szusza, qué gran tipo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios