La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Tregua y más suspensiones en perspectiva

Queda por delante el veranillo del membrillo, que es un verano con todas sus letras y sin motivo alguno para el diminutivo. Verano rico en esas moscas que se nos vienen directamente desde las vendimias de la tierra, pero que anda en la tarea de una tregua con acompañamiento de lluvia y demás aliños. Una tregua que se agradece y que permite darle descanso temporal a los distintos artilugios eléctricos que atenúan el martirio de ese calor que por aquí se feminiza para una sensación más martirizante. Dicen que será una tregua que durará lo que dure este fin de semana, con el fútbol liguero ya aparentemente estabilizado. Pero hay temas de más calado que el de este alivio térmico y es la tragedia que supone los robos que sufre nuestra vida, pues cuando falta más de un cuarto de año ya se barrunta la suspensión de la Cabalgata. Y eso que ya no será bisiesto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios