Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Turquía siempre es complicada

Aunque el partido se juega en la zona europea de Estambul, el plus de intensidad se vende con la entrada

NUEVAMENTE, cita con la ilusión que representa ver a nuestro equipo nacional en un tiempo en que da gloria verlo. Hoy es una cita para que acapare la atención, para que el aficionado al fútbol disfrute. Será una cita con la intensidad habitual en un escenario turco. En esta ocasión será en el Ali Sami Yen, el campo del Galatasaray, situado en pleno Cuerno de Oro, la parte europea de Estambul. Hubiera sido peor jugar en el del Fenerbahçe, el Skru Saracoglu, el doble de grande e infinitamente más ruidoso y apasionado. Da igual, es Turquía, el calor ambiental está asegurado y la presión seguro que no faltará a lista.

Turquía, además, no es un equipo cualquiera. Turquía tiene opciones de meterse en el top ten mundial y nada tendría de extraño que lo consiguiera más pronto que tarde. Entre otras cosas, fue mejor que España el sábado en Madrid y eso debería dar que pensar. Si no es por Casillas en el arranque, el partido se le pudo poner cuesta arriba a una España que no se pareció a la que se alzó triunfal en el Prater. Ni siquiera se pareció a la que se había plantado ahí ganando los cuatro partidos librados, pero es que se están dejando notar las ausencias por lesión, que son bastantes, algo que se está interponiendo en el deseo del seleccionador de no tocar lo que funciona.

Podría aventurarse que si hoy sale España por su pie del Ali Sami Yen, la participación en el Mundial de Suráfrica será un hecho. Ahora parece que es Bosnia Herzegovina el peligro, pero muy mal tendrían que venir dadas para que las cosas no sean como se prevén. Pero volviendo al presente y aun continuando con las conjeturas, el partido se presume de abrigo. Todos los partidos que se libran en territorio otomano llevan un plus de intensidad que los hacen distintos. A favor de España juega que Del Bosque no puede darse por sorprendido porque conoce el paño, sabe de las dificultades. En contra, que Turquía ya no es un cualquiera, por supuesto que no.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios