Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

Veterano

AL fallecido Karl Malden, olvidado del cine, lo rescató la televisión, cuando en Hollywood era algo deshonroso rebajarse a salir en la pantalla de casa. A Karl, una institución en la Academia del Cine, se le recuerda por su impagable faceta de secundario de lujo, pero también por su papel de comisario veterano en Las calles de San Francisco, tutelando al mocoso arrogante de Michael Douglas. Si la gente compra los aparatos de la TDT sobre todo para ver Disney Channel, en los 70 el personal se compraba un televisor con UHF para ver Las calles de San Francisco, que junto a la también policíaca Hawai 5-0 fueron las dos series que hacían cambiar a la Segunda Cadena, aunque sólo se sintonizaba en media España. Malden era Mike Stone, el poli bueno, calculador y meticuloso. Douglas, como Steve Keller, era tan novato como impulsivo. Y en la vida real dejó a Malden para emprender el camino contrario de su compañero y marcharse a protagonizar Coma y producir El síndrome de China en el cine. Stone arropó a un nuevo niñato, un agente protagonizado por el maniquí Richard Hatch, que los talluditos recordamos mejor por aquellas gloriosas tardes de verano con Galáctica. Las calles de San Francisco fue una de las últimas series que TVE, por costes, no dobló, por lo que se importaba con el seseante doblaje puertorriqueño.

Aquí en España en los 70 el policía televisivo era el agente de Tomelloso Plinio (Antonio Casal) y lo más parecido a Hollywood era el western andaluz de Curro Jiménez. Sancho Gracia fue uno de esos actores que desde la televisión se proyectó al cine y al teatro, sin dejar el monitor cuando ha podido. Ahora que el Ministerio de Cultura ha anunciado que, con acierto, va a crear el Premio Nacional de Televisión, no viene mal recordar a Sancho Gracia.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios