Vuelta al mundo en un 'mapping'

El éxito está garantizado donde programan un espectáculo luminoso. Eso ocurre en todo el mundo

No se sabe por qué, en Sevilla se ha asociado el mapping con la Navidad. Quizá porque fue el gran aliciente navideño en el centro, sobre todo en los tiempos del alcalde Zoido. Por eso, la proyección en la Torre del Oro, anunciada para hoy, con motivo de la primera circunnavegación del mundo, es una propuesta destacable. En este caso, ha sido creado por una empresa sevillana, planB, y promovido por la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria. Algunos no relacionarán, a bote pronto, la farmacia hospitalaria con la vuelta al mundo y los mappings. Pero se trata de una aportación con motivo del congreso nacional que celebrarán en Fibes desde hoy hasta el sábado, al que acudirán 1.500 congresistas, con gran alegría para los hoteles beneficiados. Es lo que ahora se denomina una iniciativa de la sociedad civil.

Esta iniciativa civil sigue a la militar de aquel acto que organizaron en agosto, con regular asistencia. Y a la exposición que puede contemplarse en el Archivo de Indias. Los farmacéuticos hospitalarios, con su proyección, han iluminado el camino. El Año Magallanes, como lo denominan algunos, necesita un mapping a lo grande. O, más concretamente, un espectáculo audiovisual, que podría tener por escenario la Torre del Oro y el río.

Uno de los mayores alicientes populares de la Expo 92 era el espectáculo nocturno del lago de España, junto al Pabellón de nuestro más país. Por cierto, en la Expo ya hubo un lago, conocido como el Lago de España. Puede que fuera un antecedente del Lagoh de Palmas Altas. Allí, como recordaréis los mayores de 27 años, podíamos ver un espectáculo con luz, sonido, láser y fuegos artificiales, chorros de agua y efectos especiales. Con la presencia de Curro, aquella mascota omnipresente a la que cada vez se recuerda menos.

A ver si no sería bonito, siguiendo el ejemplo de los farmacéuticos hospitalarios, que organizaran un espectáculo nocturno de efectos luminotécnicos, con su mapping y otras cuestiones en la Torre del Oro y el río. Y que aparecieran por allí las mascotas de Nandi Magallanes y Juanse Elcano, que gustarían mucho a los niños. Sus papás y mamás les deberían explicar quiénes eran esos señores que participaron en la primera vuelta al mundo.

El éxito está garantizado donde programan un espectáculo luminoso. Eso ocurre en todo el mundo. Hay decenas de ejemplos de ciudades con espectáculos nocturnos de luces en sus ríos, lagos y bahías. Magallanes y Elcano se lo merecen. Todavía están a tiempo de crear otro aliciente para que vengan más turistas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios