El parqué

Pablo Cumella

Vuelven los 11.000

EL Íbex registró una subida del 6,64% en la semana, la mejor desde junio, lo que llevó al selectivo reconquistar el nivel de los 11.000 puntos (11.019,8) que perseguía desde principios de febrero.

La semana se caracterizó por una gran estabilidad frente a la volatilidad de semanas anteriores y permitió al Íbex recortar su caída anual hasta el 7,71%. Además, el selectivo logró terminar con sólo un valor en negativo, Ebro Puleva, que perdió un 0,35%. El buen dato del paro publicado en Estados Unidos, que se mantuvo en febrero en el 9,7%, cifra mejor de la esperada, impulsó al Íbex en la última en la sesión, poniendo el colofón a una semana brillante. El Íbex logró cerrar las cinco sesiones de la semana con subidas y eleva a seis los días con ganancias, tras repuntar el pasado viernes.

Las mayores subidas de la semana fueron para la banca y el sector de construcción. Así, OHL subió un 11,32%, seguida de Banco Sabadell (+10,64%), ArcelorMittal (+10,25%), Ferrovial (+9,64%), BBVA (+9,53%), Banco Popular (+9,40%), Bankinter (+9,31%) y Banco Santander (+8,86%).

Por su parte, Repsol avanzó un 6,25%, Iberdrola, un 4,57% y Telefónica, un 4,32%, mientras que Banesto se anotó un avance del 3,14%.

La principal referencia de los inversores fue la reunión del Banco Central Europeo (BCE). Trichet volvió a sugerir que no habrá movimientos de tipos a corto plazo y advirtió de que el ritmo de recuperación económica "en curso" en la zona euro será "irregular".

En el mercado de divisas, la recuperación económica de Estados Unidos y la situación de Grecia continuó inclinando la balanza en favor el dólar. No obstante, el euro logró recuperar posiciones y al cierre de la semana el cambio se situó en 1,36 unidades.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios