MEJORA leve en los resultados de la bolsa española en la jornada de ayer, que viene a poner algo de calma frente a la zozobra financiera sufrida en las últimas jornadas. Madrid cerró con una subida del 0,45% y se asienta con cierta placidez en la tranquilidad de los 8.000 puntos. Los buenos datos de Wall Street y el anuncio de Ben Bernake, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), sobre la necesidad de mantener la aplicación de políticas de estímulo a la economía en el "futuro inmediato", impulsaron el avance de los valores de la Bolsa. De hecho, la publicación la semana pasada de los buenos datos de desempleo en Estados Unidos extendió el temor sobre los inversores ante una posible retirada prematura de los incentivos del gigante económico mundial al crecimiento económico. Así, despejadas las dudas, el principal selectivo del mercado español, el Íbex 35, ganó 35,7 puntos en el día hasta llegar a las 8.030 unidades.

El alza de la bolsa de Madrid fue constante a lo largo de toda la jornada, pero quedó rezagada frente al resto de plazas europeas. Milán cerró plana, pues sobre ella sigue pesando como una losa la rebaja de calificación de la deuda soberana transalpina. En las demás bolsas, los números verdes pudieron refulgir con mayor intensidad que en la capital española. Fráncfort cerró con una subida del 1,14%, adelantando a París, con el 0,74 % y Londres, el 0,59%. En el extremo opuesto, aparecieron las caídas en Lisboa, que pusieron en alerta a los expertos sobre un posible contagio al resto de mercados periféricos.

En el Íbex 35, las empresas que registraron mayores subidas fueron Banco Popular, 4,24 % y Arcelor Mittal, con un 3,96 %. En el lado contrario se situaron FCC, con una caída del 4,05 %, y Abertis A, que cayó el 1,56 %. La prima de riesgo volvió a cerrar por encima de los 300, en 320 puntos básicos.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios