EL Íbex 35 cerró la sesión de ayer con un recorte del 0,67%, lo que llevó al selectivo a abandonar la cota psicológica de los 10.800 enteros (10.753,2). En el mercado de deuda, la prima de riesgo se colocaba en 117,3 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 2,076%.

El parqué nacional se mantuvo al alza hasta poco antes de la apertura de Wall Street, con la colaboración del mercado de deuda y de los bancos, animados por las expectativas depositadas por los inversores en las medidas que pueda adoptar hoy el Banco Central Europeo para estimular la economía. La caída de los gastos en construcción en los Estados Unidos en agosto el 0,8% y el notable descenso de la actividad industrial en los Estados Unidos el pasado mes animaron la recogida de beneficios de Wall Street, que cedía el 1% y condicionaba el cierre bajista del mercado nacional.

Técnicas Reunidas se erigió como el farolillo rojo de la jornada tras perder un 3,87%. Tampoco consiguieron aguantar el tipo Abengoa (-3,08%), DIA (-2,97%), Gamesa (-2,8%) e IAG (-2,65%).

Sólo cinco valores consiguieron mantenerse en positivo: BME, que repuntó un 1,09%, Indra (+1,04%), Popular (+0,85%), Sabadell (+0,47%) y BBVA (+0,45%).

Salvo BBVA, el resto de los blue chips perdió posiciones a lo largo de la jornada, especialmente Inditex, que cayó un 1,3%. Santander cerró con una caída del 0,74%, Repsol cedió un 0,53%, Telefónica un 0,45% e Iberdrola un 0,34%.

El pesimismo también se extendió por las principales plazas europeas, que cerraron en negativo: París perdióo un 1,07%, Londres un 0,87% y Francfort un 0,79%. En el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,2603 billetes verdes.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios