María José / Guzmán

Zoido rompe moldes y cambia el rostro y la voz a su campaña

El PP presenta un spot electoral donde el protagonista es un sevillano, muy alejado de los clichés de la derecha, que pide el voto para el candidato · Juan Gallardo, "un independiente zoidista", será ahora la imagen del partido

CON un toque algo americano, el candidato del PP a la Alcaldía de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, romperá en esta campaña electoral moldes e introducirá en la recta final de la misma un nuevo elemento: la voz de los electores. Como en la fábula de la cigarra y la hormiga, el trabajo día a día de Zoido durante los últimos más de cuatro años ha dado algunos frutos. Cuatro años denunciando baches y farolas rotas que han conseguido que haya ciudadanos anónimos que se presten, sin nada a cambio, a hacerle la campaña a Zoido donde más difícil lo tiene.

Podría ser un actor -de película de Almodóvar, sin duda-, pero es un treinteañero de Su Eminencia, Juan Gallardo, quien protagonizará un rompedor spot electoral que llegará a los votantes de manera directa, sin necesidad de eslóganes ni musiquitas pegadizas. Es la voz de la calle, la que se escucha en cualquier bar o supermercado, como el Mini-Market Su Eminencia, en la calle Vasco de Gama, que ayer se convirtió en un improvisado plató de televisión.

Sacos de papas a 3 euros, pregona un vendedor ambulante que corta el tráfico durante minutos para vender su mercancía. En la puerta de la tienda, Juan Gallardo recibe a Zoido y a los periodistas, mientras marca los precios de los comestibles. "Yo digo que en mis ratos libres trabajo en el supermercado, el resto se lo dedico por entero a mi barrio", introduce el propio protagonista. La historia de Juan Gallardo es la de un joven comprometido que, harto de la dejadez del Ayuntamiento con su barrio -donde hasta no hace mucho las calles eran de albero-, se topó con un político dispuesto a echar una mano. "Habíamos celebrado la cabalgata de reyes y semanas después aún seguían los restos de caramelos amontonados en las calles, sin limpiar, y este hombre me escuchó y vino para arremangarse y ayudarnos y ese día me ganó", explicó ante las cámaras con un desparpajo asombroso. "Lo conocí hace ahora cinco años, voy a contarlo, ¿cuánto tiempo tengo?", pregunta a los periodistas. Entendiendo que debía resumir, Gallardo quiso exponer una ratahíla de problemas, pero fue abreviando: "Por aquí está Alberto Sobrino, es el presidente de Entre Lindes, una federación de 19 asociaciones que hemos creado y que quieren decir basta ya. Y el único que ha venido a preguntarnos qué nos pasa ha sido Zoido. Así que yo lo tengo muy claro, soy independiente, así puedo decir lo que pienso en todo momento, pero me declaro zoidista".

Un nuevo término para la campaña. Aunque Juan Gallardo lo tiene claro. "Qué gracioso Beltrán [Pérez], me decía que no me encorsetara mucho, pues claro que no, yo soy independiente", repitió este simpatizante que no ha necesitado guiones para lanzar el mensaje más directo de la campaña electoral.

El spot se desarrolla en su supermercado, donde el tendero habla con una clienta, Loli, a quien, en muy pocas palabras, retrata la situación de la ciudad y aporta una solución, Zoido, para después pedir el voto para él. Y no para el PP, sino para el candidato. Ya en un acto previo que tuvo lugar hace unas semanas y que contó con la participación del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, Gallardo sorprendió al auditorio haciendo de improvisado speaker y alabando la gestión de Zoido, "porque de ti, Javier, no voy a hablar", comentó en presencia de Javier Arenas, presidente del PP andaluz. Está claro, este sevillano de Su Eminencia es zoidista, o zodiano, como llegó a decir en alguna ocasión.

La estrategia de los populares de distanciarse de las siglas del partido, a veces de forma más discreta que otras, persigue arrancar compromisos y enterrar los prejuicios contra la derecha. En este sentido, la imagen del espontáneo también se aleja de los clichés más conservadores. Con vaquero lleno de agujeros, camiseta y zapatillas de deporte, su habitual uniforme de tendero, asistió ayer a su puesta de largo ante las cámaras.

Gallardo pedirá el voto para Zoido puerta a puerta. Incluso están barajando repartir propaganda con los dos rostros impresos, una imagen que vale más que unas siglas, deben pensar los asesores del candidato popular. "Aquí el 80% de la gente vota al PSOE, ¿y eso cómo puede ser? Mira cómo estamos...", se lamentaba ayer ante la mirada de sus empleados. En la caja del supermercado un cartel en varios idiomas, incluidos el ruso y el chino, anuncia las ofertas del día. Su Eminencia es un barrio de parados y de inmigrantes que intentan sobrevivir. Pero el mensaje de Juan Gallardo vale tanto para sus vecinos como los de cualquier otra parte de Sevilla, sobre todo en las que el PP no tiene asegurado el respaldo mayoritario.

La jugada parece más que buena, pero la fórmula no se repetirá con otros ciudadanos porque el mensaje es suficientemente claro y directo. "De aquí a Hollywood", le dicen en broma los vecinos a Juan Gallardo que, sin ninguna vanidad, responde: "Anda ya, si yo llevo toda la vida trabajando por vosotros, por mi barrio".

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios