Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

...y acababan de sonar todos los campanarios de Iberia

La idiosincrasia de ese suceso llamado Betis hace que sus éxitos no sean parangonables

Habían sonado muy poco antes las seis campanadas en todos los campanarios de la vieja Iberia y el Betis se abrazaba en los medios de uno de los grandes templos del fútbol. Allá al final de Travesera de Les Corts, terreno fronterizo con l'Hospitalet, la orquesta que sincroniza Quique Setién había funcionado de tal manera que la ocasión mejor requería un poquito de Liceu, que, total, todo era haberse ido a las Ramblas de las Flores.

Era la tarde del segundo domingo de noviembre cuando sonó como sólo suenan los clarinazos que el Betis da de habas a caracoles, pero que se oyen en el mundo entero, que hay quien mea en lata y no suena, todo lo contrario a la repercusión que adquieren las gestas verdiblancas del Betis, por siempre Real Betis Balompié. Y es que estábamos en las seis en todos los relojes de la tarde en la Ciudad Condal, que había enmudecido ante un suceso llamado Betis.

Tras esto de antier, el fútbol se para por efecto del calendario de selecciones y a ese parón llega la orquesta heliopolitana levitando por la hazaña. Tras San Siro ha sido hollado el Camp Nou y todavía quedará quien cuestione la filosofía de fútbol que insufla Setién. Mejor será no echarles cuenta, aunque tal como discurren las cosas no parece que tengan mucho ascendiente en el día a día de ese juguete que pasó de padres a hijos y que atiende por Real Betis Balompié, o sea...

Una vez, a un amigo bastante cercano le dijo un gentil: "Eres de Curro y del Betis, ¿tú cuándo disfrutas?", a lo que contestó "no con frecuencia, pero cuando salen las cosas...". Y la cosa salió, como salió cierta noche de Reyes o una noche del otoño pasado en el Bernabéu para repetirse ahora en San Siro y en el Camp Nou. Habían sonado un momento antes todos los campanarios de España para dar la hora y, de camino, para decirle al mundo que el Betis había vuelto adonde debe.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios