Sevilla FC Sampaoli se estrenará como 'streamer' en Twitch este jueves

Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Un acoso sin derribo y sin soluciones

La balacera que está silueteando las figuras de H&C debería llevar el nombre del sucesor

Tenemos la sensación de que en la sostenida operación de acoso al dúo que maneja la barca verde, blanca y verde falta algo. Un acoso desde que llegaron al palco del Villamarín y que algún día acabará en el deseado derribo, que quien la sigue la consigue, eso está claro como el agua de los deshielos, clarísima. ¿Y qué dice usted que le falta a la campañita? Pues le falta, ni más ni menos, aportar la solución dando el nombre del sucesor.

Da igual que tengan al club más organizado que en jamás de los jamases pasó en la historia del club de las trece barras con corona. Sólo importa lo que ocurra en el campo, pero es que cuando las cosas funcionaban con el balón por medio el tiroteo era similar. Entonces era contra el entrenador mayormente, pero criticando al dúo por mantener a un entrenador que ganaba, lo que se demostró como la mayor tarugada en torno a un club de fútbol que nunca se dio.

Por cierto, a aquel entrenador que era asaeteado aun ganando lo siguen acosando estando como está a mil kilómetros y a cargo de un equipo que no debe importarnos demasiado. Pero a lo que íbamos, a esos ataques desaforados en los que sólo se incide en los aspectos negativos sin que influyan los positivos. Así entramos en el meollo de la cosa, en el porqué no se dan soluciones, por qué no se apuesta por el nombre de algún bético al que vean capacitado para llevar la nave a buen puerto.

Es la pregunta que se hace cualquier bético de esos que sólo pretenden que gane su equipo. Tanta balacera debería ir acompañada de la solución, de ese caballo blanco que llegue al palco y gane casi siempre. Pero me huele a que a esos francotiradores de tres al cuarto les da vergüenza publicar el nombre del mandamás deseado. Es la impresión que me da, que en esta desvergonzada campaña de acoso sin derribo todavía queda algo de pudor que les impide dar nombres.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios