Punto de vista

josé Ramón / del Río

Un agosto a la antigua

POR mucho que insistan en el avance del calentamiento global, hacía muchísimos años que no teníamos un agosto tan cálido como éste, que me ha recordado a los de mi lejana infancia, cuando ni siquiera por las noches se necesitaba de una prenda de abrigo, ni menos una manta para dormir. Por si era sólo impresión mía, he consultado las estadísticas y, en efecto, aquí donde escribo en sus 31 días, en todos, salvo aquel en que llovió, se ha superado la media histórica de 28º y eso que no ha hecho demasiado viento de levante. Al meteorólogo francés que nos pronosticó un verano fresco hay que desearle que Dios le conserve la vista y mejore su ciencia.

A mí me gustan estos agostos antiguos, cuando se conmemora la festividad de San Lorenzo mártir, con el que hicieron una cruel y quizás primera barbacoa, porque en medio del martirio, según la tradición, exclamó: "Assum est, inquit versa et manduca" (dadme la vuelta, que por este lado ya estoy hecho). Pero también la dama de noche florece y perfuma el ambiente. Aquí, en Cádiz, vuelve a tener sentido el verso de Pemán "quita el dulce de membrillo/ niña del aparadó/ (San José ha dado las dos)/ la calle fuera es un río solitario de calor". Ahora somos esclavos del tiempo y no podemos vivir sin sus pronósticos. Antes no era así: en las 10.000 obras del teatro clásico español, dicen -los que se las han leído todas- que ningún personaje hace una referencia al tiempo. Es después, con el teatro romántico, cuando la meteorología entra en escena.

Pero este calor agosteño ha debido causar desvaríos a nuestros políticos. Así Griñán, que justifica su dimisión, además de en razones personales, en "dejar un Gobierno sin lastres", aunque como nos consta que él no se ha llevado nada, ha sido su forma de gobernar, desoyendo las advertencias reiteradas de la Intervención, la que ha posibilitado el suceso de los ERE. También Susana Díaz, que hoy será investida como presidenta de la Junta, cuando nos anuncia "un nuevo modelo productivo para que Andalucía siga siendo la única comunidad en la que se mantiene (¿?) el Estado de bienestar que ahora disfrutamos ".Y no es menor el desvarío del presidente regional del PP, que pide elecciones anticipadas, cuando su partido no tiene al día de hoy candidato que presentar, por su autoexclusión.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios