Un día en la vida

Manuel Barea

mbarea@diariodesevilla.es

Y ahora que venga la gala de los 'Razzies'

El impacto de un certamen con los premios a lo peor del cine está asegurado. Pero sin ojana, sino a hierro

Sevilla no tendrá proyección internacional en el negocio-espectáculo del cine, por mucha Gala de los Goya que haya acogido en Fibes la noche del sábado, mientras no haga lo mismo con los Razzies. O lo que es lo mismo, los anti oscar, el certamen que otorga los premios a la peor película, al peor actor, a la peor actriz, y así todo. Sevilla, su Ayuntamiento, o quien demonios se encargue de este asunto, tiene la obligación de pelear como sea por ser la sede al menos un año de una gala de los premios Golden Raspberry, que es el nombre oficial de lo que se llevan, porque se lo merecen, esa película inhumana del año o el intérprete que hace que los espectadores se pregunten cómo semejante cacho de carne tiene la insolencia de creerse actor.

Sevilla tiene mucho ganado para montar otro tiberio como el de los Goya, pero al revés (aunque algunas de las cosas que compiten en los Goya ya merecen un manojo de razzies). Por ejemplo, la ciudad fue elegida para el rodaje de escenas de Knight & Day (2010), en España Noche y Día, en Hispanoamérica Encuentro Explosivo. (¡Jua, jua, jua!... no sé cómo puedo seguir escribiendo). Sin duda una de las peores películas de la historia del cine. Desde luego está entre las cien primeras porquerías filmadas. Sus protagonistas, Tom Cruise y Cameron Diaz, también merecían un razzie por su atorrante petardeo. Y sin embargo, dice Wikipedia que el zurullo, que costó 117.000.000 dólares, recaudó 261.930.436. La basura no es un mal negocio, que se lo pregunten a Tony Soprano, a quien Dios tenga en... en fin, donde sea que lo tenga.

Pues eso, que Sevilla tiene que darlo todo, ya sea con Espadas, Muñoz o con quienes vengan detrás si son otros a partir del 26-M, por albergar los razzies. Cumplido este objetivo -quizá en el futuro aspire a una franquicia (otra) de los Oscar-, la ciudad podrá proclamar con razón -y por supuesto "llena de orgullo y satisfacción"- que además de muy noble, muy leal, muy heroica, invicta y mariana, es "muy de cine". Pero sin ojana, sino a hierro y en la cara, no por la espalda, ejercicio éste con innumerables practicantes en el padrón. ¿Que tu película es una bazofia? Pues no sólo te lo digo, sino que te monto un sarao y te doy un galardón para que tengas un recuerdo imborrable de la fatiga que provocaste con tu bodrio. ¿Que tu actuación es para que la gente cruce acharada a la otra acera si te ve venir de frente? Pues un razzie sevillano al peor actor o a la peor actriz. Eso sí, para que la gala de los Golden Raspberry hispalenses sea redonda deberá celebrarse un mediodía de julio, con cuarentaitantos grados a la sombra, en eso que llaman estadio olímpico. El impacto mundial, fijo, está más que garantizado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios