Un alcalde para todos

Espadas ha sido capaz de lidiar con la izquierda y con la derecha y ha recolectado por ambas partes

Los resultados de las elecciones municipales en Sevilla han confirmado lo esperado: Juan Espadas seguirá como alcalde, pero sin mayoría absoluta. El triunfo ha sido claro. Se podría decir que un éxito transversal, que le ha permitido sumar votos del socialismo, de la izquierda moderada, de una parte del centro y hasta de votantes de derecha a los que aporta confianza. A la hora de pactar, podría apoyarse en Adelante Sevilla, que ha ido a la baja, pero también en Ciudadanos, que tiene la llave de la gobernabilidad con sus cuatro concejales.

El éxito del alcalde se ha cimentado en una trayectoria que algunos consideraban gris. No ha conseguido logros espectaculares en las infraestructuras de la ciudad. La Sevilla de 2019 se parece bastante a la de 2015. Pero Espadas ha gestionado bien el orgullo local y ha tranquilizado el ambiente. Ha sido capaz de lidiar con la izquierda y con la derecha. Y, al final, ha recolectado por ambas partes. Recibe un voto de confianza en su gestión. Los dos concejales que gana con respecto a 2015 proceden del centro derecha y de la izquierda, que los pierden. Pesca a ambos lados.

La alternativa de Beltrán Pérez se ha quedado por debajo de lo esperado. Le perjudicaba el mal momento del PP, cuya marca ha ido a la baja, aunque ha resistido a Cs, que ayer fracasó en su intención de liderar el centro derecha en España. La suma de las tres derechas en Sevilla no pasa de 14 escaños. Es uno más de los que consigue el PSOE, pero a distancia de los 17 que suma la izquierda. Si el resultado de Beltrán es insuficiente, el de Ciudadanos es peor. Se quedan con cuatro ediles, sólo uno más que en 2015. Sus expectativas eran mayores. La culpa no es de Álvaro Pimentel, sino de quienes se cargaron el grupo municipal, después de superar al PP en Sevilla en las andaluzas. En cuanto a Vox, obtienen dos simbólicos concejales, que no suman para nada.

¿Ha girado Sevilla hacia la izquierda? Miles de votos del centroderecha han ido a parar al zurrón de Juan Espadas. Así la diferencia final entre bloques no ha sido de uno o dos, como se esperaba. Adelante Andalucía no resta concejales al alcalde, sino que pierden uno a favor del PSOE. Tenían cinco, con la suma de los tres de Participa/Podemos y los dos de IU.

Administrar el éxito es ahora el principal trabajo de Juan Espadas. Es decir, gobernar en solitario, pero sin olvidar que debe pactar. Felicidades, alcalde, porque ha demostrado que se puede convencer incluso al enemigo, sin decir mentiras ni propagar la demagogia populista. Simplemente trabajando con sentido común.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios