Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Un amistoso sólo de nombre

Si un choque con los franceses tuvo siempre algo especial, ahora se llega con carácter de gran ensayo general

ESTAMOS ante uno de esos ensayos que tienen carácter de rigurosa verificación, de prueba del nueve para sacar conclusiones auténticas. Juega la muy ilusionante selección nacional en un escenario de lujo y ante un rival de indudable contenido. Se juega en esa joya que es Saint Denis y frente a una de las más poderosas selecciones del mundo. Por supuesto que Francia no es la Francia de Zidane y de un Henry jovencísimo y sin nada que ver con el que ahora tuerce en blaugrana, claro que no, pero sí tiene peso este equipo como para que sepamos por dónde se mueve el nivel de España cuando se acerca galopante el Mundial africano.

Además, los partidos con Francia siempre tuvieron un adobo muy especial, como si enfrentarnos a nuestros queridos vecinos no fuese un partido más y una derrota encerrara carácter de tragedia. Tampoco es que haya que ir toda la vida de Daóiz y Velarde, pero así como cuando Basora le bajó la caña a todo Colombes, el error de Arconada en el Parque de los Príncipes no lo hemos terminado de digerir. Igualmente, tampoco aquello del último Mundial, cuando entre Ribèry y Zidane nos hicieron un estropicio en Hannover, particularmente a un Luis Aragonés que hubo de esperar dos largos años para hacerse perdonar en el glorioso Prater vienés.

Hoy se está en otras historias, pero sigue guardando un partido con Francia mucha química en su barriga. Es un amistoso aunque no lo parezca, pues a la fobia mutua hay que añadir algo que no ocurría desde Colombes, que partimos de favoritos y que lo afrontamos como un baremo cabal para sacarnos de dudas. Y en el corazón de todo, algo que no acabamos de comprender y es que a falta de tres meses largos para que todo arranque, ya se dé como definitiva la lista de veintitrés. Son ganas de matarle el estímulo a todos, a los que no están por la imposibilidad de llegar y a los que están por el instinto conservador de evitar lesionarse a todo trance... en sus equipos.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios