La ampliación del Museo

Para Sevilla nunca hay dinero, mientras en Bilbao van de concurso generoso para que lo gane Norman Foster

Es es un clásico de la indignación sevillana. Se merecería, por sí mismo, que las fuerzas vivas le creen una plataforma en exclusiva. ¿Por qué no han ampliado todavía el Museo de Bellas Artes? Pudiera ser porque no le han encargado las obras a Norman Foster. A esta celebridad de la arquitectura le han concedido la ampliación del Museo de Bellas Artes de Bilbao, en un proyecto conjunto con el vasco Luis Uriarte. También le habían adjudicado la ampliación del Museo del Prado de Madrid. Sin embargo, no le han asignado las obras para ampliar el Museo de Bellas Artes de Sevilla, que están pendientes desde que Ángeles González-Sinde era ministra de Cultura. Es decir, desde los tiempos de Zapatero. ¿Por qué amplían los principales museos españoles, pero no el de Sevilla? Otro misterio.

Para el Museo de Bellas Artes de Bilbao convocaron un concurso, con 30.000 euros de premio. El proyecto ganador ha sido calificado como futurista, e incluye una galería flotante. No es del tipo que mejor encajaría en los alrededores de la plaza del Museo, aunque nunca se sabe. Tampoco las setas encajaban en la Encarnación y tuvieron un encaje de bolillos. Para ampliar el Museo de Bellas Artes de Bilbao existe un presupuesto de 18,16 millones.

Sin entrar en comparaciones odiosas, el Museo de Sevilla es mejor que el de Bilbao. Para la ampliación en el palacio de Monsalves (que nunca llegó a buen fin, y que ha sido un calvario) la señora González-Sinde, en sus tiempos de ministra de Cultura, presentó un presupuesto de 16 millones, aunque sólo libró 500.000 euros, y el resto se lo dejó al que viniera detrás. Resultó que quien llegó fue el PP con Mariano Rajoy, cuyos ministros de Cultura, además de lidiar con el grupito de la zeja, se dedicaron a recortar. Como si les hubieran entregado una guadaña, en vez de una cartera para el Consejo de Ministros.

La vida sigue igual, en lo referido a la ampliación del Museo de Sevilla. No así en otras ciudades, como Madrid o Bilbao, donde Norman Foster va a lo suyo. La consejera de Cultura, Patricia del Pozo, dijo que las obras del palacio de Monsalves deben ser "una prioridad". Pero tenemos un problema: el Gobierno de Pedro Sánchez está en funciones. ¿Quién será el ministro o la ministra de Cultura? ¡Ah! ¿Y dónde está el presupuesto? ¡Ah!

Ahora le podrán echar las culpas a la parálisis del país. Como se puede ver, para Sevilla nunca hay dinero, mientras que en ciudades como Bilbao van de concurso generoso para que lo gane Norman Foster, ese futurista que se apunta a todas las ampliaciones museísticas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios