El andalucismo sevillano

El andalucismo, a pesar de su decadencia, ha conseguido más alcaldías que Cs y Vox en la provincia

Uno de los aspectos más curiosos de las elecciones municipales en la provincia ha sido la supervivencia del andalucismo. El extinguido PA mantenía cinco alcaldías: Coria del Río, Tocina-Los Rosales, Pruna, La Campana y Alanís. En las elecciones del 26-M han sido reelegidos con mayoría absoluta en Coria, Tocina, Pruna y La Campana, y fue la lista más votada en Alanís. Es significativo, porque en la provincia Ciudadanos sólo ha conseguido una Alcaldía con mayoría absoluta, la de Almadén de la Plata; mientras que Vox no obtuvo ninguna. El andalucismo, a pesar de su decadencia, mantiene cierta implantación.

El partido que ejerce como heredero del PA es Andalucía por Sí. Sin embargo, de esos alcaldes reelegidos, sólo Modesto González se presentó en Coria como candidato de AxSí. Los demás formaron parte de agrupaciones locales, creadas para la ocasión. El caso más curioso ha sido el de Alanís, donde la lista del equipo del anterior PA, encabezada por Eva Ruiz, se presentó como Por Alanís (cuyas iniciales son PA), y fue la más votada con cuatro concejales. Pero allí se presentó también el nuevo partido andalucista AxSí, que fue el segundo más votado, con tres concejales. Entre ambas formaciones de origen andalucista alcanzan la mayoría absoluta.

En las poblaciones influye mucho el prestigio de cada candidato local. El andalucismo conserva algunos restos de poder, sobre todo en las provincias de Sevilla y Cádiz (donde ha ganado con mayoría absoluta en Barbate, Villamartín y Setenil). Por el contrario, en la ciudad de Sevilla ha quedado en el olvido, a pesar de que Luis Uruñuela y Alejandro Rojas-Marcos fueron alcaldes. Gobernaron en coaliciones con el PSOE y con el PP. Algunos de sus concejales más ilustres militan hoy en otros partidos. Adelante hizo guiños al antiguo andalucismo, integrando a grupos minoritarios, como Izquierda Andalucista, de Pilar Távora, y Primavera Andaluza, de Pilar González, pero han quedado absorbidos por los podemitas que dominan la confluencia de Unidas Podemos.

¿Tiene futuro el andalucismo en la política actual? Los resultados de las elecciones municipales demuestran que lo podría tener. Pero adolece de carencias esenciales: liderazgo, financiación, comunicación… Y, sobre todo, falta un nuevo Ideal Andaluz. Es decir, una actualización de la ideología para el siglo XXI, que no se limite a seguir los tópicos del populismo y que se centre en los problemas andaluces de ahora. El origen del mal sigue presente. Andalucía no es capaz de aprovechar su potencial, ni siquiera con la autonomía.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios