Bicheo por la TDT

fátima Díaz

Un año sin 'House'

DE los creadores de La que se avecina... y vuelve a avecinarse y Cómo quemar a... Aída, Factoría de Ficción (FDF) nos presenta ahora al mítico House. El canal de series de Mediaset repone diariamente a las dos de la tarde esta producción de la Fox que logró engancharnos durante ocho años. ¿De verdad serán capaces de hacer que nos cansemos también del doctor más malhablado, irreverente, sátiro y genial de la tele? Neox lo consiguió con Aquí no hay quien viva y sus repeticiones hasta la saciedad en la parrilla y, lo que es peor, sin orden ni concierto. Repeticiones que todavía siguen, por si no lo saben. No hay quien sobre-viva a Aquí no hay quien viva a mediodía, después de comer y por la noche. De momentocon House están contenidos. Todo se andará cuando los datos de audiencia se disparen gracias a los fans más melancólicos.

Precisamente a finales de mayo se cumplió el primer aniversario de la muerte de House, de una despedida en la que nos gritó alto y claro un mensaje al más fiel estilo House: carpe diem. Aquel último capítulo quedó para la Historia de la tele: un final que no decepcionó a los seguidores. Era casi imposible de conseguir. No nos lo creíamos después de las decepciones de Perdidos, Sexo en Nueva York, El internado, Los Serrano o el propio Aquí no hay quien viva. Pero los guionistas estuvieron a la altura de las expectativas. Opiniones hubo para todos los gustos, es evidente. Pero, en general, el colofón fue bastante digno.

Aunque en principio nos temíamos lo peor, es cierto. Existen demasiados antecedentes. Lo de Perdidos fue un golpe duro. No obstante, siendo sinceros, nadie en su sano juicio hubiese querido estar en la piel de los guionistas de Lost al encarar los últimos capítulos de una serie tan compleja. El misterio y las tramas se habían complicado tanto, había tal mitología, fanatismo y expectativas que era muy difícil satisfacer a la masa. Por ello, sus responsables tiraron por el camino de en medio: no explicar nada. Los Serrano, en cambio, era una serie entretenida que funcionaba como un reloj. Era una comedia costumbrista, algo arcaica, gritona y de escasa originalidad... pero era efectiva. De vez en cuando nos sorprendía con giros dramáticos (la desaparición del personaje de Belén Rueda) pero el final nos dejó con la boca abierta. Todo había sido un sueño. Los fans se enfadaron pero hay que aplaudir las narices de Globomedia para hacer 'lo que les sale del bolo'. Yo ya no espero finales de traca la verdad. David el gnomo me traumatizó en los 80. Murió fundiéndose en un árbol, muy a lo Greenpeace eso es cierto. Pero a mí me dejó un hueco irreemplazable. Por eso pido de corazón a FDF que no se cargue a House. Es lo último que nos queda a los serie-adictos.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios