Visto y Oído

Antonio / Sempere

El año #0

NO hace demasiado hubo una noche en la que Fernando Jerez (ideólogo y jefe de programación del canal #0) se fue a la cama especialmente feliz. Fue un buen día, como otro cualquiera, en el que entre los cientos de mensajes que transitan por sus redes sociales, encontró uno de un espectador anónimo que le daba las gracias por hacer la televisión que hacía, y le confesaba que esa jornada, después de apretar el botón del mando a distancia para apagar el plasma, dio un beso a su televisor.

Para Fernando Jerez, según relató en los Cursos de Verano de la Complutense, lo prioritario de un canal televisivo es que provoque emociones. Ese fue su objetivo primordial cuando en 2005 puso en pie el canal generalista Cuatro, y esos han sido los principios que le guiaron cuando le propusieron reconvertir Canal + en #0.

Considera Jerez, humildemente, que en el caso de Cuatro, junto a la recordada Elena Sánchez, lo consiguieron. Que antes de que fuese engullido por Mediaset logró unas señas de identidad (la Roja, los Manolos) de las que marcan época. Sin prisa pero sin pausa, #0 lleva el mismo camino. Por de pronto, en solamente cinco meses de vida (se inauguró a las 2.30 horas del 1 de febrero) se ha situado entre los cinco canales de pago más vistos. Logrando gran notoriedad con dos de sus grandes apuestas, Ilustres ignorantes y Late Motiv. Y con otras muchas de prestigio.

En la actualidad, de los 17 millones de hogares españoles, solamente 3.700.000 disponen de televisión de pago. El canal #0 ya es un referente en ese mapa audiovisual. Y según confesó Jerez, con un presupuesto ajustadísimo, a años luz del de las teles generalistas. Toda una panacea fabricada a base de trabajo y talento. Fernando Jerez se merecería un Premio Nacional de Televisión. Y si no, al tiempo.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios