La ventana

Luis Carlos Peris

Ante otro aspecto de la dualidad

DEBE ser un aspecto más de la tan manoseada dualidad de Sevilla; ya saben, que si José y Juan, que si la orilla derecha y la izquierda, que si... En estos días congenian mal que bien el glamour de los trajes de flamenca en Simof y el muladar en que han convertido a la de por sí sucia Sevilla los muchachos de Lipasam. Junto a los vestidos que corta Lina o que diseña Rocío Peralta para que los luzcan esas modelos que no parecen de este mundo y que tan bien alecciona Raquel Revuelta nos topamos con unas calles pestilentes por obra y desgracia de un contencioso mal gestionado. Pleito que el sevillanito contempla como el que ve un partido de tenis, mirando a un lado y otro de la cancha. Y, además, no como en el tenis, sino con cara de estupefacción, con la cara que se le queda al ser humano cuando se topa con gente con tanta cara a ambos lados de la mesa. Dualidad...

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios