Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Del bajón general y del bajón particular

La plantilla del Betis es similar a la anterior, pero con el problema del bajón individual

Nunca en mi demasiado larga trayectoria osé pedir la cabeza de ningún entrenador. Es que poner en cuarentena el puesto de trabajo de cualquier profesional me parece deleznable y no voy a cambiar por muchos méritos que esté haciendo el actual entrenador del Betis por volverse a Cataluña. Y no voy a caer en eso, pero lo cierto es que la buena gestión en busca de la rehabilitación del club no se compadece con lo que ocurre en la yerba.

Se están cargando las tintas en la dirigencia sobre la planificación de la plantilla y ciertamente no ha sido una obra bien terminada. Y así como hubo alguien que acusó a Haro de haber encajado más manitas que ningún otro presidente y como si él fuese el guardameta y no el presidente, ahora hay que redundar en que, efectivamente, la plantilla se confeccionó desmañadamente, ya que se cayó en el mismo error que cuando la dirección deportiva estaba en otras manos.

Porque, vamos a ver, ¿en qué se diferencia la plantilla del curso anterior y también el anterior del anterior? Las deficiencias son las mismas, pues ya el año pasado se clamaba por dos laterales que defendiesen y un medio que cerrase y trazase la raya. O sea que se ha caído en el mismo error que denunciábamos aquí, pero ya se sabe que el hombre es el único ser animado que es capaz de tropezar varias veces en la misma piedra, que es lo que ha ocurrido en este Betis de hoy.

Creo que en este error de planificación ha influido decisivamente la obsesión por el gol, poniéndose todos los huevos en la cesta de Borja Iglesias por petición expresa de Rubi. Por Lo Celso entró Fekir, por Junior vino Álex Moreno, Juanmi fue cosa anterior y por Pau llegó una joven promesa que se inmoló en la pira del Camp Nou. Por lo demás, más de lo mismo, los mismos errores junto al bajón general que el equipo ha dado por el bajón particular de sus individuos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios