Punto de vista

josé Ramón / del Río

El balance de la presidenta

COMO el domingo pasado se cumplió un año de la toma de posesión de Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía, ella misma y los medios de comunicación andaluces se han ocupado de hacer balance de su gestión. Empezando por el que ella hace, ha declarado la obviedad de que le gustaría gobernar en solitario y como no dispone de la mayoría necesaria para hacerlo, si no consigue de su socio de coalición el apoyo a sus presupuestos, disolvería el parlamento y convocaría elecciones anticipadas. (A propósito: según su vicepresidente Valderas, si los coaligados no se ponen de acuerdo, serían Rajoy y Montoro los culpables del adelanto). Que ella ha demostrado con su gestión que hay otra forma de hacer las cosas, que no sea recortando derechos y prestaciones. Que su intransigencia contra la corrupción es absoluta y, en fin, que el presidente del Gobierno maltrata a Andalucía.

Frente a este buen balance que ella misma se adjudica, algunos comentaristas menos amables cuestionan su actuación, porque también aquí ha habido recortes, en lugar de reducir gastos superfluos (Canal Sur sería un buen ejemplo). En cuanto a la corrupción, cada día se conoce un nuevo caso (el último, el caso Madeja) pero ninguna medida de su gobierno para dificultarla y algo de tolerancia hubo de tener en el pasado cuando siendo consejera de Presidencia en 2009 derogó exigencias de la ley de Subvenciones, que han permitido irregularidades actuales. En cuanto al mal trato del gobierno central, en cifras de distinta cuantía, todos los presidentes de las autonomías se consideran maltratados, aunque sean del partido del Gobierno.

La verdad es que ante la tozudez de los hechos, se inventa una situación ajena a la realidad. Se reconoce su magnífica campaña de imagen que ha deslumbrado a importantes personalidades, hasta el punto de que no niega que el rey Juan Carlos le pidiera que asumiera el liderazgo del PSOE, pero al propio tiempo una muy reducida capacidad ejecutiva. Ahora se le prepara, para el próximo domingo, el acto conmemorativo de su aniversario en el gobierno. Pero la única actuación que se le conoce fue retirar las competencias de vivienda a IU, cuando la ocupación de los de la Corrala, pero sólo por 24 horas. No se comprende por qué está tan satisfecha de su gestión. Será porque a ella le va bien, pero a Andalucía le va mal.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios