la canción

Francisco Andrés / gallardo

La bicicleta como medio de liberación

LLEVA, llévame en tu bicicleta/ Óyeme, Carlos, llévame en tu bicicleta / quiero que recorramos juntos esa zona/ desde Santa Marta hasta La Arenosa... Colombia se reconcilia y dos de sus paisanos más estelares, Vives y Shakira, crearon un himno veraniego de escapismo y redención para acompañar mojitos y cervezones en este verano de vientos picudos. Una canción nada más, como hacen otros: un esfuerzo centrado para que sea suficiente como para que martillee fuerte desde Alaska hasta el Cabo de Hornos y que repique por el resto del terrazas. A eso se le añade un videoclip divertido, con toques sexies de cadera, para que todo se impregne en el tímpano.

La pareja de Piqué tira hacia Barcelona e incluso incluye a su futbolero en este vallenato pop con sones de universalidad y piropos barranquilleros. Entre las playas de Tayrona y la de la Barceloneta, Shakira intuye que su maromo se decantaría por la jungla caribeña para quedarse comiendo hormigas culonas a la sombra de una platanera. En Colombia, el país más andaluz de todo el planeta, los catalanes siempre se han sentido como en su casa.

Con el espíritu de aquel puente imposible que uniera Valencia con Palma para ir en autostop o en bicicleta, la bicicleta como liberación individual, la pareja colombiana pasa de la poesía intensa al estribillo saltarín, huyendo de sí mismos a golpe de pedalada. Hay estrofas firmadas aquí por Vives dignas de Rubén Darío y otras que las estaría cantando encantado Georgie Dann, que lo tenemos muy desaparecido por los geriátricos.

La bicicleta ha ido escalando cuesta arriba por este verano hasta imponerse poco a poco al resto de canturreos oficiales, incluso por encima de Timberlake y Enrique Iglesias. Es lo que tiene liberarse con Shakira a base de síncopes de hipo y un viaje a bordo de un vehículo movido a golpe de pies y de corazón.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios