Visto y Oído

francisco / andrés / gallardo

La bocazas

ARGI se pasó de la raya. Una joven bocazas (ella misma lo reconoció), bilbaína, que aspira a ser arquitecta y que seguro que no era la primera vez que manoseaba el nombre de ETA en vano. Pero con las cámaras delante eso de "yo sólo he ido a una manifestación, para que vuelva ETA" no suena a broma, como ella entre sollozos ha insistido, sino como una de esas bravuconadas que se sueltan en el botellón, para impresionar. Y la casa de Gran Hermano es un botellón, pero con muchos ojos mirando. Además de lo de ETA también ha habido algún prescindible comentario sobre Marta del Castillo. La fauna de Guadalix siempre está piando.

Los habitantes charlaban sobre política, protestas y manifestaciones precisamente porque estaban sometidos a hacer una prueba que simulaba un escrache. Uno de los emblemas de Telecinco es forzar la máquina y meterse en líos. No entendemos a qué venía eso de hacer un escrache en GH, pero en fin. Lo de la prueba terminó aún peor de lo que imaginaban, con una concursante expulsada entre amenazas de plante por los anunciantes (otra vez) y la Asociación de Víctimas del Terrorismo clamando sensibilidad. Mientras, por el camino yo me entretengo, Mediaset se ha encontrado con noticias de apertura sobre su reality ahora que lo había retirado de los lunes frente a Águila Roja. Se actuó con rapidez y sensatez aunque también surgieran millares de voces internautas que convertían la afirmación de mal gusto en un pecado venial. A Telecinco le gusta jugar con fuego y mientras se quema, cobra.

Lo razonable sería no darle más bombo, colocar esta chica en el umbral del olvido y no sacar más rédito a lo que es una lamentable anécdota de un asunto que aún nos debería de doler.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios