BREVIARIO

Alejandro V. Garcia

Las cabezas de la hidra

PRODUCE una extraña sensación de vacío enterarse en el mismo día, y de sopetón, que existe una Dirección General de Cooperación Jurídica, el Instituto para las Viviendas de las Fuerzas Armadas, una Dirección General de Servicios, otra del Secretariado y así hasta 29 empresas públicas más (con sus respectivos directores generales) que de una manera misteriosa trabajan en nuestro beneficio. Mejor dicho, trabajaban. Si no llega a ser por que el Gobierno las ha suprimido para ahorrar es posible que muchos de nosotros hubiéramos (iba a escribir "muerto", pero me he arrepentido a tiempo), que muchos de nosotros hubiéramos vivido sin conocer que en 29 edificios ministeriales un número indeterminado de febriles funcionarios se deja las pestañas y sus conocimientos en pro de nuestra prosperidad. ¿Qué habrán pensado de nosotros, de nuestra ingratitud, los burócratas que trabajaban en esos enigmáticos despachos? ¿Cómo hemos podido vivir sin saber sus nombres ni sus cometidos? Pues de la misma manera que viviremos a partir de ahora sin su compañía: atrapados en la perplejidad creciente de la función pública. La hidra burocrática ha decidido sacrificar 29 de sus miles y miles de cabezas para ahorrar 16 simbólicos millones. Tengamos cuidado. Miles y miles de pares de ojos están examinando atentamente nuestra reacción.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios