La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Ni una calle más sin árboles

La tala de 389 árboles en Tablada sería "el mayor arboricidio del que tenemos noticia hasta la fecha"

Parque Vivo del Guadaíra, Red Sevilla por el Clima, Ecologistas en Acción, Ni Un Árbol Menos y Salva Tus Árboles Sevilla convocaron ayer una rueda de prensa para denunciar lo que consideran "el mayor arboricidio del que tenemos noticia hasta la fecha": la tala de 389 árboles prevista en el proyecto de urbanización del barrio de Tablada presentado por el Ministerio de Defensa. Supondría la desaparición del 73% de los árboles que hay en la barriada, la mayoría con más de 50 años de antigüedad. Se asegura que casi la mitad del arbolado presenta "un estado de deterioro muy grave y mal estado de conservación". Siempre la misma historia: será porque no han recibido los cuidados necesarios.

Desde el Ayuntamiento -informaba la compañera Ana. S. Ameneiro- se ha dicho que "cualquier apeo de árboles deberá llevar aparejada su sustitución, de manera que el resultado de las obras sea que haya igual número de árboles o mayor que antes de la recepción de la barriada". Desde las asociaciones se le ha contestado que "la sustitución de un árbol adulto de gran porte como muchos de los que se pretenden talar en la barriada de Tablada por uno joven supone una pérdida de sus servicios durante, al menos, entre 20 y 30 años, lo que en una ciudad tan vulnerable a los efectos de la crisis climática como Sevilla no se debe ni puede permitir". Añado por mi cuenta que la prodigalidad de alcorques cegados y tocones permite dudar de la política de sustituciones de arbolado. Los vecinos más críticos con el proyecto aseguran que en los últimos años se han ido talando árboles sin que se repongan por otros nuevos, contando las calles de la barriada con 201 huecos vacíos donde debería haberse plantado un árbol.

La rueda de prensa tuvo lugar en la avenida Aeródromo de Tablada por tratarse, según los convocantes, de "una de las calles cuyo arbolado, bien frondoso, está sentenciado casi al completo y cuyo desarbolamiento la convertiría de habitable y bella en inhóspita". Son dos palabras importantes e íntimamente relacionadas. Los árboles aportan, junto a valores medioambientales, belleza, amabilidad y habitabilidad. Cualquier calle sin ellos -salvo las muy estrechas del casco histórico que no lo permiten- es agresivamente fea además de inhóspita, dada la mala arquitectura que ha proliferado en Sevilla a partir de los años 60 del pasado siglo. Ni un árbol menos… Y ni una calle más sin árboles.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios