Doble fondo

Roberto Pareja

Un calor de demonios

PEDRO Arriola, ese legendario asesor del inefable José María Aznar, al que llevó en volandas al poder sobre su criatura de 19 letras, Váyase, señor González, y a la sazón negociador con el "Movimiento Vasco de Liberación Nacional", según se refería a ETA el inefable mientras otro, Jaime Mayor Oreja, se mesaba las barbas, está perdiendo la chispa y el tino.

Se espera algo más que un comentario tabernario del gurú demoscópico de Génova para afrontar la irrupción de Podemos en el mapa político. "Frikis" es el término que empleó, "con respeto", el sociólogo de cabecera del PP para homologar a los 1,2 millones de electores que se encomendaron en las europeas a la formación de la encarnación del demonio con coleta, como denuncia aterrorizada otra inefable, Esperanza Aguirre. Lógico, a la ex presidenta de la Comunidad de Madrid se le debieron erizar los pelos con los 250.000 votos de Podemos en sus propias narices.

Las elecciones europeas casi nadie se las toma en serio y sirven mayormente para repartir leña, léase votos de castigo. Éste era otro de los puntales del argumentario de los profetas de la animadversión a este fenómeno electoral. Pero se ha venido abajo con el barómetro del CIS, que lo sitúa como tercera fuerza de cara a convocatorias electorales de fuste: municipales, autonómicas... Y que revela que esos "frikis" son mayormente jóvenes y con estudios superiores.

Acusan a Podemos de radical. Pero no ha sido el que ha llevado (PSOE) a este país al desastre. Ni el que lo sana (PP) con remedios para morirse. Ni los que decían (a coro) que el pueblo es sabio y pone a cada uno en su sitio.

Será un golpe de cabreo. O de calor. Con tanto demonio con (y sin) coleta suelto...

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios