Pisando área

Jesús / alba

Una capita

COMO ya no me creo nada de nadie, el fútbol me provoca las irritaciones que a mí me da la gana. La experiencia me ha servido para creer sólo lo que veo con mis propios ojos, y hay veces que no las tengo todas conmigo. Con el fútbol pasa como con los amigos entre comillas. Como decía mi santa madre, los hay que tienen "una capita", con la que esconden lo que hay debajo.

Lo extraño en el Sevilla es que con los mismos arquitectos y mejores materiales, la obra del edificio no empiece a tirar plantas para arriba. En Villarreal, la afición volvió a llevarse un bofetón después de engolosinarse con una goleada al Getafe y una buena puesta en escena pero muy mal final de obra en Mánchester.

El ahora criticado entrenador, el mayor responsable aunque no el único, dijo entonces como tras vencer en la Liga al Barcelona, que el equipo había dado algún paso, pero que quedaba aún mucho por hacer. Obligación es de los responsables que cobran por ello determinar las causas de la involución de un campeón europeo que en esta temporada no ha sido capaz de dominar completamente casi ningún partido. Se llegó a escuchar tras marcarle cuatro goles al Barcelona que no habría que extrañarse si el Sevilla luchaba por cosas serias esta campaña, pero al órdago se le cayeron unas cuantas cartas cuando sólo una semana después el Athletic también le hizo cuatro tantos sin recibir los cinco que encajó Beto en Tiflis.

La "capita" de este Sevilla son chispazos como los de Mánchester y Getafe, y son los nombres que luce en su plantilla, mientras entre lo que hay debajo -junto a las cosas que no se saben ni se sabrán-, aparecen asuntos como que fuera del once se quedan al menos 30 millones entre Immobile y Llorente mientras Krychowiak no tiene derecho a resfriarse mojándose a diario. Lo bueno del fútbol, como con los amigos, es que hay muchos partidos y la tortilla puede cambiar con fiestas ante City y Madrid.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios