El medio centro

Carlos Izquierdo

La cara amable del ciclismo

El Giro que está completando Alberto Contador, recién llegado de la playa, supone una bocanada de aire fresco

HASTA ahora sólo se conocía un caso de deportistas que triunfaron en una competición recién llegados de la playa. Fue la selección de Dinamarca en la Eurocopa de 1992. La guerra de los Balcanes hacía estragos y la UEFA no permitió a Yugoslavia participar en el torneo. La solución fue llamar a los daneses, que habían quedado segundos del grupo en la clasificación. Desde playas remotas y paradisíacas, los nórdicos se plantaron en Suecia apenas unos días antes, jugaron y levantaron la Copa tres semanas después.

Este domingo puede ocurrir un acontecimiento similar en el Giro de Italia con Alberto Contador. Con el dopaje haciendo estragos en el ciclismo, el equipo Astana fue vetado por los organizadores del Tour de Francia y del Giro de Italia. Alberto Contador, vigente ganador de la ronda francesa, no renunció al equipo que había confiado en él y se planteó la temporada de otra forma. Prepararía la Vuelta a España y correría las rondas por etapas de la primavera. Tras las mismas, se iría con su novia a la playa para descansar.

Y allí estaba cuando una llamada urgente una semana antes de que comenzara el Giro le tiró de la hamaca. La carrera italiana reconsideraba su postura e invitaba al Astana siempre que el equipo se presentara con sus figuras: Contador, Leipheimer y Kloden.

Así, recién llegado de la playa y falto de forma, se presentó el español en Palermo, con ilusión, pero sin apenas esperanzas. Nada más lejos de la realidad. El Giro que está completando Contador, y que puede verse refrendado el domingo en rosa en Milán, supone una bocanada de aire fresco para el malherido ciclismo, supone una exaltación del esfuerzo y la voluntad por encima de preparaciones, pretemporadas y análisis clínicos. Significa la buena noticia que esperamos todos cuando salen unos ciclistas por cualquier carretera del mundo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios