La ventana

Luis Carlos Peris

Ante la cara más auténtica del invierno

NOMADEANDO que es gerundio, en esta mañana de arranque de una cuesta que mete miedo, nuestra atalaya se abre ante el Cantábrico en su salsa, con todos sus avíos, con brumas y con olas, con viento y con un frío que te hiela la cal de los huesos. Estamos ante el Bidasoa, al fondo Francia, Hendaya en el recuerdo de cierta entrevista histórica en la estación del tren. Es una estampa bellísima la de la bahía de Txingudi, abierta en la desembocadura de ese río que hace de frontera natural con Francia, Euskadi norte según los más abertzales de todos los abertzales. Fuenterrabía señorial, como una San Sebastián en miniatura, dominada por el parador que fue palacio del Emperador Carlos. Limitada entre la pista de aterrizaje y el recoleto puerto pesquero, Fuenterrabía se abre ante esta ventana mientras el Cantábrico anuncia galerna y el invierno se hace de una autenticidad que asusta.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios