La ventana

Luis Carlos Peris

Ante una cita tácita, como de consenso

TODOS los días son viernes así que desembocas en San Lorenzo y así hasta que el arzobispo le dé el pase de la firma al quinario. No puede decirse que en estos días tan señalados, la casa del Señor esté más concurrida que nunca porque se da la circunstancia de que siempre, siempre, está con gente. Nunca el Señor camina solo por esta Sevilla que le adora en el saber de que sin Él sería menos de lo que es. Empezó el año como siempre, con el ideario de buenas intenciones bajo el brazo y el inventario de buenos deseos en perfecto estado de revista. Y como siempre, arranca el año en esta Sevilla nuestra con la veneración al Señor en estos cinco días de prédicas con el templo hasta la corcha. Peregrinaje con San Lorenzo hecho cuenca receptora de incondicionales, con tantas idas y venidas en las que Sevilla pierde su dualidad por el consenso que arrastra el Señor.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios