La ventana

Luis Carlos Peris

Una ciudad muy rica en ratoneras

GRAVÍSIMA, inquietante cuestión la del incendio de antier en la plaza Virgen de los Dolores, justo al lado del Tardón. Se han producido demasiadas fallas como para no tomar cartas en el asunto y depurar las responsabilidades que sean menester. Falta de bomberos, que llegaron en un número a todas luces insuficientes para sofocar el incendio y también la dificultad para el acceso por el trazado urbano del enclave, una plaza recoleta y de accesos angostos. Una mujer imposibilitada a causa de una pierna escayolada gritando desesperadamente para que la ayudasen a escapar de una trampa que, a la postre, sería mortal. Debió ser una pesadilla para cuantos vivieron el trance, acrecentado por la demora de los bomberos en llegar al sitio a causa de las dificultades del acceso. Y se viene a la cabeza que con tanta Sevilla como se encuentra patas arriba por las obras, raro sería que no se repitiese algo similar.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios