AHORA es fácil apuntarse al pim pam pum contra Manuel Marchena como el personaje más emblemático del estilo de gobierno que ha caracterizado los doce años de alcaldía de Monteseirín. Mientras prosigue a paso de tortuga la instrucción por parte de la juez Alaya de algunas de las tramas que se cruzan en Mercasevilla, y endurece la imputación sobre él en relación a cuatro posibles delitos, toda la ciudad de la hipocresía que se daba abrazos con Marchena le abandona para salir rauda y veloz en busca de darle coba a Jesús Maza, el nuevo ejecutivo al frente de Emasesa después de ser el coordinador de la campaña lectoral de Zoido. Desean que se convierta en el nuevo Marchena, a la vez que vierten su inquina contra el personaje al que le reían las gracias.

Muchas personas de la sociedad civil podrían ser imputadas de connivencia con Marchena en la forma de pastelear cómo merendarse la ciudad y cómo despreciar la moralidad y el bien común. Por mucho poder que acumulara Marchena para ser tanto el ariete de Monteseirín como la trastienda de la alcaldía, si se ha jactado de hacer y deshacer lo que le ha convenido es porque muy pocos se han resistido a la tentación de tirar la dignidad por el sumidero a cambio de amarchenarse y poner el cazo. Si se hubiera topado con más profesionales, entidades y ciudadanos que supieran mantener una relación institucional sin incurrir en el vasallaje avasallado, bien distinto hubiera sido el rumbo del Ayuntamiento y mucho menor la factura que hemos de pagar ahora por los excesos perpetrados.

Del estilo de gestionar Sevilla por parte de Manuel Marchena me he pronunciado cuando lo ejercía y era poderoso y temible. Ni le di coba ni le eché mal de ojo, señalé lo que muchos sólo se atrevían a decir en privado. Ahora no voy a hacer leña del árbol caído. Más me preocupa lo que se está tramando en la Sevilla que propicia el irresistible ascenso de los marchenas, para rebañar los platos y no dejarle al pueblo ni las migas.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios