ES uno de los indiscutibles en el grupo municipal del PP. Nombrado por Zoido delegado de Economía, Empleo, Turismo y Fiestas Mayores, lo más curioso de la puesta de largo mediática de Gregorio Serrano como gobernante es lo mucho que se ha hablado sobre su apego a las fiestas mayores, y la falta de marcaje para saber qué propone sobre los polígonos industriales, el paro en los barrios, la alianza con los hoteles para captar convenciones o cómo abanderar la biotecnología. A efectos de protagonismo político, en Sevilla la economía, el empleo y el turismo son meros apéndices de las fiestas mayores. E incluso de las menores.

¿La economía? Eso es cosa de Wall Street. ¿Las empresas? Un mundo lejano cuyo rostro es el logotipo de multinacionales. ¿Competitividad? ¿Productividad? Uff, cantinelas, que inventen ellos. Tanta aversión a las cuestiones esenciales que afectan a la renta, el bienestar y el horizonte de vida influyen aún más en configurar la imagen de que el Ayuntamiento es una figura decorativa en la economía y el empleo. Y entender erróneamente a Sevilla como una sirena varada y refractaria a lo económico (para desgracia de los emprendedores), como si las cosas de comer fueran una providencia que llegara de manos de un presidente de Gobierno.

Más aún en esta emergencia socioeconómica, Gregorio Serrano debe dedicar el 99% de su tiempo a la economía, las empresas y el empleo. Tanto al de Ikea y su división inmobiliaria que se quiere quedar con los terrenos de San Nicolás (¿o era Santa Claus?) como a las pymes sevillanas que cierran porque no pueden soportar la aplastante competencia de gigantes como el sueco. Y afanarse de tal modo que, en la ciudad de las conversaciones en plan compadre, llegaran a plantearse el siguiente dilema: en caso de seguir reduciendo delegaciones, ¿cuál es más prescindible porque la ciudad la necesita menos para su funcionamiento, la de Economía o la de Fiestas Mayores? Que al menos se dude ya sería un gran avance.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios