Fragmentos

Juan Ruesga Navarro

No sin la construcción...

ESTOY convencido de que sin el sector de la construcción en pleno funcionamiento no será posible la recuperación económica de España y menos de Andalucía. Y por consiguiente la creación de empleo. La mayoría de los españoles siguen calificando como regular, mala o muy mala la situación económica de España, según los datos del CIS, y consideran que el paro es el principal problema que existe actualmente en nuestro país. Pero, ¿cómo aparecen nuevos empleos? Pues con más actividad en las empresas, que necesiten nuevo personal para cubrir las demandas. Esto lo sabe cualquiera. Pero parece que se nos olvida que está bajo mínimos, desde hace ya demasiados años, un sector completo: la construcción.

La explosión de la llamada burbuja inmobiliaria, además de llevarse por delante a centenares de pequeñas y medianas empresas de promoción y construcción y despachos técnicos, nos ha hecho a todos recelosos de uno de los pocos sectores que puede tirar de la economía española. Y mucho más si los incontables casos de corrupción que han pulverizado la confianza de los españoles en el sector público y los políticos han estado en gran medida vinculados a las obras de todo tipo. Pero los datos son tozudos. Parte de la recuperación que se atisba en la economía española ha sido porque la construcción vuelve a crecer en 2016. Casi un 20% más que en 2015 por el incremento de las obras de ingenieria civil y en menor medida por la construcción de viviendas. Y la receta no es única para España. Los países líderes europeos como Alemania y Francia están en mejores cifras aún que España en la recuperación de la actividad constructora en sus territorios.

Infraestructuras y viviendas. Las infraestructuras son vitales para el desarrollo de un territorio. Carreteras, ferrocarriles, abastecimientos, etcétera... Y en Andalucía se nota mucho que los fondos europeos se acabaron. Habrá que encontrar nuevas fórmulas de financiación de las obras necesarias. ¿Hasta cuando para ir de Cádiz a Huelva, o viceversa, habrá que pasar al lado de La Pañoleta? Y la conexión ferroviaria de Algeciras, ¿para cuándo? Algunos andaluces jóvenes desconocen que para ir de Andalucía al Algarve había que pasar en una barcaza con el coche. Nada que ver con el actual puente sobre el Guadiana y las dos autovías, una a cada lado de la línea fronteriza. Y los contactos y negocios de todo tipo que esa carretera está propiciando a ambos lados del río. ¿Y las viviendas? Pues habría bastante actividad solamente con el capítulo de las mejoras necesarias en los pisos y casas que ya tienen unos años. Mejorar el aislamiento y el ahorro energético y los trabajos de mantenimiento necesarios. Sí, mantenimiento imprescindible en nuestras viviendas. Y en los hoteles que acogen a los visitantes que ya tienen años también. Facilitar esas reformas en nuestras ciudades y pueblos dinamizaría el sector. O podemos esperar a que se nos caiga el techo encima, como decía el jefe galo de Asterix y Obelix.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios