BREVIARIO

Alejandro V. Garcia

El contrato del siglo

MÁS que la pretensión de la patronal de abaratar el despido lo que verdaderamente me inquieta es el nombre con que ha bautizado al modelo que propugna en la mesa de diálogo social, el "contrato del siglo XXI". Me da miedo por lo que tiene de pronóstico sobre el porvenir no ya inmediato sino a largo plazo. Hemos consumido apenas nueve años del siglo y la patronal ha llegado a la conclusión de que el paradigma de la relación laboral del futuro se ha de basar en el despido fácil y en una rebaja sustancial de las cotizaciones sociales. El "contrato del siglo XXI", en esos términos, parece una reedición de una utopía perversa. Está claro que con estos propósitos o nos hacemos empresarios de nuestra masa muscular o funcionarios. La función pública es, en cierto modo, la utopía del hombre cansado, el estado perfecto para sobrevivir al crudo invierno del siglo. No exagero. El Ayuntamiento de Marbella ha iniciado esta semana el despido de Juan Antonio Roca por "faltas no justificadas en su trabajo". Dice el alcalde del PP como disculpa que el expediente es una formalidad para prescindir de Roca. Y eso, las formas, es lo verdaderamente increíble. Roca dejó de acudir a su despacho de cabecilla del mangoneo, de la malversación y el pillaje el 31 de marzo de 2006. Pero lo despiden no por su comportamiento sino por desatender sus obligaciones.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios