Desde mi córner

Luis Carlos Peris

En el corazón del trámite, Gerard Piqué

TRAS la ridícula propuesta de sancionar al Sevilla porque los de siempre insultaron al árbitro, hoy llega otra prueba. Será en el nuevo Las Gaunas donde podremos constatar cómo está el termómetro en torno a Gerard Piqué. Es con el aditamento de que Logroño es una de esas zonas de España donde si hay algún atisbo de nacionalismo se trata de nacionalismo español, sólo español, que para eso es la tierra de Gonzalo de Berceo.

Es de risa que algo que pertenece de pleno derecho a la banda sonora del partido de fútbol, increpar al árbitro poco cariñoso, se vea ahora como posible motivo de sanción para el propietario del campo y no tengo más que insistir en que el fútbol no es la ópera ni el Sánchez Pizjuán la Scala de Milán o la Fenice veneciana. Y aunque hasta el presidente Castro reconoció que en su campo se insulta más que en ninguno, es sacar las cosas de madre si se vuelve a sancionar por esto.

Pero estamos en la problemática de Piqué con los aficionados que pueblan los campos españoles. Ya el sábado en Nervión le pitaban cada vez que cogía la pelota, pero no es éste el caso. Ahí se aprovechó que está de moda pitarle para hostigar a un jugador del equipo rival, no, como en otras partes, a uno del equipo local, de todos en el caso de la selección española. Y hoy tendremos a Las Gaunas como banco de pruebas donde verificar si la fiebre pasó, sigue o va in crescendo.

Se trata de un partido que no debe ser más que un trámite para los nuestros de cara a clasificarnos para la Eurocopa del próximo año en Francia y, como la cosa no da más de sí, un periódico de La Rioja ha promovido en las redes sociales una campaña bajo el título AplaudamosaPiqué frente a ese PitosAPiqué que tanto proselitismo atesora. En fin, que a ver qué corriente impera, si la pragmática de apoyar a la causa común o la de seguir dándonos martillazos en los nudillos.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios