Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

La 'corinnada'

Ante la 'corinnada' el PSOE sabe que tiene como opositores a sus apoyos y como apoyo a sus opositores

Ojalá Sánchez no caiga en la trampa de Unidos Podemos y los independentistas, muy bien sintetizada por Rubén Amón: "El objetivo no es Juan Carlos, sino la Monarquía… El verdadero objetivo de Iglesias es aprovechar el desentierro de Franco para enterrar la Monarquía. E inaugurar la tercera república sobre los huesos de los Borbones" (El País). Sánchez está en lo primero (el desentierro de Franco) con entusiasmo porque agitar la momia franquista le conviene para reforzar su imagen de líder de la izquierda ("franco aquí, Queipo allá, / maquíllate, maquíllate") y para hacer caer la losa de Franco sobre el PP. El peligro es que se una a lo segundo (el entierro de la Monarquía) arrastrado por quienes con tanta crudeza le recuerdan que lo han puesto donde está.

Unidos Podemos está tan encantado con las poco fiables grabaciones made in Villarejo que, sin cuestionar ni la fiabilidad de su origen ni la veracidad de su contenido, ha pedido la creación de una comisión de investigación e incluso la comparecencia del Rey emérito en el Congreso. De momento, el PSOE se resiste, lo que le ha valido que el minúsculo Garzón le acuse de "proteger a los poderosos y a la Monarquía corrupta" mientras el podemita Mayoral le "aconseja" que "se piense muy bien" lo que hace. En esto están. Pegando saltos de alegría el diario digital Público, tras asegurar que a causa de las grabaciones "la ya maltrecha imagen de la Monarquía en España ha acabado saltando por los aires", ha puesto en marcha el referéndum digital "¿República o Monarquía? Firma la petición de Público, exige un referéndum ahora". En cuanto a los independentistas republicanos catalanes ya pueden imaginarse el alborozo que esta cuestión les produce. Ya no se trata de "prohibir" la presencia de Felipe VI en Cataluña, sino de ponerlo camino de Estoril.

Frente a esta crisis, que a todas luces parece tan artificialmente hinchada como dudosa en sus fuentes, el PSOE, de cuyo sentido del Estado aún no cabe dudar, sabe que tiene como opositores a sus apoyos y como apoyo a sus opositores; es decir, al PP y a Ciudadanos. Gobernar con 84 diputados gracias a independentistas y antisistema tiene estas cosas. Marlaska ha asegurado que se llegará "hasta el fondo" para "limpiar" las filtraciones y Margarita Robles ha afirmado que "nadie puede chantajear al Estado". Esperemos que el PSOE esté a la altura y no caiga en la trampa.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios